Cataluña y Andalucía, primeras comunidades autónomas en regular el cigarrillo electrónico

La Consejería de Salud de Cataluña y la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Andalucía han sido los primeros organismos en España que presentan normativas con el fin de regular el consumo, venta y publicidad de los cigarrillos electrónicos.

 

 

Las dos consejerías comienzan así a regular el e-cigarette o cigarrillo electrónico, un producto muy nuevo, pero que, según la Agencia de Salud Pública catalana, reduce la capacidad pulmonar y contiene sustancias cancerígenas. Por su parte, la consejería andaluza sostiene que quiere continuar desarrollando un estudio exhaustivo sobre la composición de los productos que componen el e-cigarette, ya que estos dispositivos vaporizan una mezcla de nicotina, glicol de propileno, además de otros compuestos químicos, siendo éstos perjudiciales para la salud.

En definitiva, las agencias pretenden continuar estudiando aún más el invento ya que tiene un impacto sobre la salud de las personas, aunque ya se han tomado medidas sobre el uso del mismo en determinados lugares.

El gobierno catalán tiene previsto presentar en breve un anteproyecto de ley con el fin de equiparar el cigarrillo electrónico al tabaco, dentro del marco de la ley antitabaco aprobada en 2010. De ésta forma, pretende que se equipare el cigarrillo electrónico al tabaco convencional, limitándose el uso y no siendo posible su consumo en espacios públicos como bares, restaurantes, centros sanitarios, escuelas, aeropuertos, hoteles, entre otros.

La consejería andaluza llega aún más lejos: además de haberlo prohibido en centros sanitarios y educativos, pretende reforzar la actuación inspectora, de forma que se vigilen las campañas y mensajes publicitarios engañosos. Se pretende conseguir que no se vincule el consumo de cigarrillos electrónicos como una alternativa saludable al tabaco convencional, o bien disipar cualquier relación con la salud.

En cuanto al gobierno central, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado que España se encuentra trabajando junto con organismos de la Unión Europea con el fin de elaborar un futuro cuerpo normativo que regule los cigarrillos electrónicos.

En declaraciones recogidas por Europa Press, la ministra ha establecido que “los cigarrillos electrónicos es una cuestión (sic) que tenemos que regular”. Ha añadido además que “ahora mismo hay abierto un debate en torno a ello y nosotros estamos trabajando con la Unión Europea en ese tema”.

La Organización Mundial de la Salud ha desaconsejado el consumo del cigarrillo electrónico hasta que se demuestre su seguridad. Se trata de una medida muy drástica que puede acarrear consecuencias negativas ante los usuarios y fabricantes de tan novedoso producto, el cual poco a poco tiene más cabida en el mercado del fumador.

Es comprensible la postura del organismo internacional, que propone evitar la cuestión de raíz y por ello desaconseja el consumo. No obstante, y hasta que suficientes estudios contrastados demuestren lo contrario, no puede afirmarse que los cigarrillos electrónicos sean nocivos para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us