Moscú acoge la conferencia del Convenio para Control del Tabaco

La sexta Conferencia de las Partes -del inglés, Conference of the Parties- de la Convención Marco para el Control del Tabaco -CMCT- comenzó durante esta semana en Moscú. Representantes de más de 170 países debatirán a lo largo de la semana diversas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de reducir el consumo de tabaco.

 

La Ministra de Sanidad rusa, Veronika Skvortsova, comentó durante la inauguración de la conferencia que “el Gobierno de Rusia ha tomado la decisión de sumarse al Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco“. Por su parte, continuó añadiendo que el proyecto de ley ya se está preparado y próximamente se enviará al Parlamento con el fin de someterlo a votación.

Durante la quinta Conferencia de las Partes se adoptó un acuerdo que recibió el nombre de Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco. Este protocolo se adoptó en Seúl en noviembre de 2012, y tiene como objetivo la creación de un sistema de seguimiento a nivel global de las cadenas de suministro del tabaco, con el fin de erradicar el comercio ilegal de éste.
En el acto, participaron más de 50 partes, y firmaron el protocolo 12, representando las seis regiones de la Organización: China, Francia, Libia, Gabón, Myanmar, Panamá, Nicaragua, Panamá, República Árabe Siria, República de Corea, Uruguay y Turquía. A partir de entonces, diversos países se han ido uniendo a este protocolo.

Se prevé estudiar diversas medidas en esta nueva conferencia, aunque destacan aumentar los precios del tabaco, así como aumentar la presión fiscal. Sobre esta línea, y a partir de un posible aumento en la recaudación, se estudia financiar diferentes estrategias públicas de control, así como evitar la intromisión en la toma de decisiones por parte de la industria tabacalera.

La responsable de la Secretaría de la Convención, Vera da Costa e Silva, destacó que la agenda incluye un debate sobre la posibilidad de extender las medidas a todos los productos del sector del tabaco, además de los que producen humo.
Se tiene previsto que los asistentes a la reunión en Moscú puedan estudiar medidas de control y prevención ante los nuevos productos que surgen en el mercado, entre los que destaca el cigarrillo electrónico o e-cigarette.

En cuanto a éste, su eficacia como alternativa al cigarrillo convencional fue cuestionada por gran parte de los delegados durante la conferencia. El delegado de Panamá, Grimaldo Córdoba, comentó que “no ha habido ni siquiera un estudio contundente que demuestre que el cigarrillo electrónico aleja a las personas del propio cigarrillo [habitual] como vicio“.

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud -OMS- afirmó que mientras existan dudas sobre la seguridad del e-cigarette, no hay lugar para promocionarlo. A finales del mes de agosto, la OMS publicó una serie de recomendaciones relativas al cigarrillo electrónico como la prohibición de su uso en espacios cerrados y la venta a menores de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us