50 años de Donuts

Hace más de 50 años, en 1961, un empresario catalán llamado Andreu Costafreda Montoliú, y que era propietario de una compañía de producción y comercialización de harinas panificables, viajó a Estados Unidos y descubrió las famosas rosquillas con un agujero en el centro llamadas “doughnuts”.

 

 

Ese descubrimiento le cambiaría la vida porque decidió comprar una maquina que fabricaba ese tipo de rosquillas y traerla a España para iniciar la producción de lo que posteriormente serían sus famosos donuts.

En 1962, Andreu se dispuso a fabricar sus primeras rosquillas, pero tuvo que esperar 5 meses antes de poder producir con éxito el primer lote: la harina española era de peor calidad que la americana y la maquina que compró en Estados Unidos no producía buenas rosquillas con la harina disponible en España. Dado que no era fácil importar, pues se trataba de la España del franquismo que aun no había dado los primeros pasos de apertura económica, Andreu se vio en la necesidad de elaborar una nueva fórmula mezclando diferentes harinas españolas.

Comercializó sus primeros donuts en 1962 y la formula con que los fabricó no ha cambiado desde entonces. Y, como en el caso de la Coca-Cola, sigue siendo un misterio, pese a los múltiples intentos por descubrirla.

A lo largo de las últimas 50 décadas los donuts se han convertido en un elemento más de la alimentación de varias generaciones de españoles. Tal es el impacto de la los donuts que el 99,7% de los españoles afirman conocer la marca y se consumen más de 500 millones de unidades en España al año, unos 16 donuts por segundo.

Los donuts han sido, por su calidad y frescura, la rosquilla más famosa de España en los 50 años pasados, les deseamos la misma suerte para los próximos 50.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us