Propuesta normativa tabaco europea

El pasado mes de Setiembre la Comisión Europea inició una consulta a los Estados miembros para modificar la normativa que regula el tabaco. Este cambio podría implicar el uso de advertencias sanitarias gráficas de mayor tamaño en las dos caras de la cajetilla, estandarizar los envases y regular el uso de sustancias adictivas o perjudiciales del tabaco. Propuestas de la Comisión que ha despertado en España el descontento en el colectivo de estanqueros y las protestas de algunas formaciones políticas.

Las medidas pretenden reducir el tabaquismo, especialmente entre los jóvenes – hasta al menos el 50% para el 2025, según los objetivos del parlamento europeo-, así como resolver la desigual regulación existente entre los Estados miembros que, en algunos casos, no abordan los problemas de salud y seguridad que plantean algunos productos.

Estas medidas pueden resumirse en tres apartados:

1. Mayor presencia y tamaño de las advertencias sanitarias con imágenes en las cajetillas. Con una normativa europea que obligue a todos los Estados miembros a hacer uso de dos imágenes, una por cada lado de las cajetillas.

2. Estandarización de las cajetillas, limitando la libertad de las marcas para diseñar y crear cajetillas llamativas, de diferentes colores y que incluyan expresiones “engañosas” como light o “bajo en alquitrán”.

3. Regulación más restrictiva de las sustancias empleadas en la producción de los cigarrillos que afectará, también, a los aditivos usados para potenciar o dar sabor a los cigarrillos.

Frente a esta propuesta de la Comisión Europea para la actualización de la regulación del tabaco se han levantado en España voces críticas. Desde Canarias, Coalición Canaria-Nueva Canarias (CC-NC) ha solicitado al gobierno que busque aliados europeos para coordinar una estrategia que detenga las medidas de la comisión europea.

Coalición Canaria-Nueva Canaria alude al negativo impacto que tendrá sobre el sector el conjunto de medidas propuestas, afectando notablemente a su competitividad y su capacidad para crear y mantener puestos de trabajo.

Competitividad que se vería también afectada por un probable desvío, según expone CC-NC, del consumo hacia productos de baja calidad, favoreciendo el contrabando, los artículos de bajo coste y sin ninguna garantía sanitaria.

Reclaman al ejecutivo español, por tanto, que defienda los intereses de la industria tabaquera española frente a la voluntad de la Comisión Europea de estandarizar las cajetillas, el aumento de las advertencias sanitarias gráficas y la prohibición de uso de ingredientes habitualmente utilizados por los fabricantes de cigarrillos para la estabilización y conservación del tabaco.

Solicitan, en definitiva, que se redacte y consensue una nueva normativa europea, pero con la participación y acuerdo de todos los actores económicos implicados en el sector.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us