Subida de impuestos al alcohol y al tabaco

Según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado sábado 29 de Junio fue aprobada por parte del Consejo de Ministros la subida de impuestos al alcohol y al tabaco. Este impuesto entrará en vigor en dos fases, la primera fue efectiva el pasado 1 de Julio y la segunda tendrá lugar mañana día 5 de Julio.

Según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado sábado 29 de Junio fue aprobada por parte del Consejo de Ministros la subida de impuestos al alcohol y al tabaco. Este impuesto entrará en vigor en dos fases, la primera fue efectiva el pasado 1 de Julio y la segunda tendrá lugar mañana día 5 de Julio y encarecerá una media de 15 céntimos el paquete de tabaco, reduciendo la brecha fiscal que existía entre el precio de la picadura y el cigarrillo. El alcohol destilado de más de 15º como whisky, ron, ginerba, vodka y orujo, entre otros, gravado hasta ahora con un 8,30€ el litro de alcohol puro, pasará a gravarse a 9,13€ y las bebidas intermedias como vermouts y vinos generosos que también están incluidos en la subida de impuestos, agravados con 3,08€ por litro de alcohol puro pasarán a los 3,38€. Quedan excluidos de esta subida los impuestos al vino y a la cerveza.

Esta modificación prevista y ya anunciada anteriormente por el Ministro de Hacienda Cristobal Montoro en la imposición sobre bebidas alcohólicas supone la elevación de su tributación en un 10%, “Constituyendo una fuente relevante de ingresos para la hacienda”, “Un instrumento importante al servicio de la política sanitaria” y “una igualación de los tipos impositivos al resto de territorio europeo”. Gracias a estos impuestos especiales Hacienda recaudará 366 millones de euros por el tabaco y 60 millones por el alcohol. Se calcula que el impacto a partir del próximo año será de 700 millones.

 

 

Sin embargo esta medida no está registrando una acumulación de stock para sacar provecho del aumento tributario. Fuentes del sector del alcohol señalan la falta de liquidez que impide que se produzca un “adelanto de compras” y en el caso del sector del tabaco si bien se da por seguro que aumentará la fiscalidad para los fumadores, no está claro si esta medida afectará a todos los productos o se limitará a la picadura de liar o a las cajetillas de precios más bajos, o incluso pueden incurrir en una guerra de precios entre las grandes firmas lo que perjudicaría a los estanqueros que hubieran incrementado su stock antes del aumento fiscal. Teniendo en cuenta que a priori las grandes marcas realizarán una subida de precios que posteriormente deberían reconsiderar para no perder cuota de mercado respecto a la competencia.

La industria hotelera, por su parte, no oculta su malestar argumentando que los destilados son parte fundamental de los ingresos de la hostelería ya que los mayores márgenes de beneficio se obtienen de los licores. En ese sentido vaticinan que el aumento fiscal podría provocar la pérdida de más de 30.000 puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us