Denuncian a Philip Morris y Altadis por publicidad en los estancos

tabaco.jpg

La Asociación Española de Puntos de Venta con Recargo (AEPVR) ha presentado una denuncia contra Philip Morris y Altadis ante el Comisionado para el Mercado de Tabacos por considerar que la publicidad que colocaron en estancos podría vulnerar la ley al ser accesible a menores de edad.

La asociación que representa a más de 38.000 bares, quioscos de prensa y gasolineras con licencia para vender tabaco, han recordado que a los estancos acceden jóvenes menores de 18 años para comprar prductos complementarios como abonos de transporte, prensa, artículos de papelería, etc.

La AEPVR ha detectado acciones promocionales llevadas a cabo en estos establecimientos por ambas tabaqueras que podrían incumplir la ley 28/2005, en la que se advierte de que la publicidad de estos productos “se convierte en un claro elemento de inducción y favorecimiento de su consumo, especialmente en el ámbito infantil y juvenil”, por lo que introduce limitaciones.

La denuncia se centra en folletos, colocados en los mostradores de las expendedurías, en los que se anuncian sorteos de viajes y de premios en metálico.

A juicio de la asociación, esta publicidad es accesible a todo tipo de consumidor —incluidos menores y no fumadores— que acuda a estos locales e incita a consumir tabaco, además de no incluir en la parte visible “ninguna advertencia de que la promoción se dirige exclusivamente a personas mayores de 18 años”.

En la queja presentada ante el Comisionado figura una promoción de Philip Morris —con marcas como Marlboro, Chesterfield o L&M— en la que se sortean 101.000 euros a través de mil premios de 100 euros y uno más de 1.000 euros entre quienes rellenen unos cupones con el código que incluye cualquiera de sus productos.

La tabaquera informa de que la promoción se dirige únicamente a mayores de edad en la letra pequeña, en el interior del tríptico. La entidad denunciante alerta, asimismo, de que la ley precisa que no se pueden “regalar” premios que superen “el 5% del precio de los productos del tabaco que se pretendan promocionar”, y considera que en este caso no se puede garantizar que se cumpla con este límite.

También se incluyen en la denuncia dos iniciativas publicitarias de Altadis —propiedad de Imperial Tobacco y que comercializa las marcas Fortuna, Nobel, West y Ducados— en las que se sortean viajes a la Fashion Week de Nueva York y “experiencias premium” en Londres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us