Nuevos impuestos sobre el tabaco

Tal y como explican fuentes de “La Boutique del Fumador“, el senado acaba de incluir una enmienda en la ley de impuestos especiales para la creación de un nuevo tipo de impuesto para cigarrillos, cigarros y picaduras.

Vean, a continuación, cómo afectará la medida.

La imposición del nuevo mínimo incremental va destinada a los cigarritos más baratos y resulta proporcionalmente más dura en el caso de los cigarros que en el de los cigarrillos.

Se trata de un segundo umbral de tasa mínima, el impuesto mínimo incremental, de 132’97 euros por cada 1.000 cigarrillos (2’66 euros por cajetilla de 20) que se aplicará directamente a todas las marcas que se vendan por debajo de 188’50 euros por cada mil cigarrillos (es decir, 3’76 euros por cajetilla).

De facto, aunque los fabricantes son libres para fijar el precio que crean más conveniente para sus marcas, lo que significa el incremental es que no será posible vender cajetillas de tabaco por debajo de 3’80 euros.

Una cajetilla que se quisiera vender a 3’75 euros, pagaría, con la suma del mínimo incremental y el IVA, 3’45 euros en impuestos, prácticamente el 92% del pvp que no llegaría, ni siquiera, para pagar el 8’5% de la comisión del estanquero.

Para los cigarros, el senado ha propuesto un mínimo incremental de 36’5 euros cada mil unidades, es decir, 0’0365 euros por cada cigarro, para todas aquellas marcas que se estén vendiendo por debajo de 205 euros por cada mil unidades, 0’205 euros por cigarro.

Es el caso de los Coburn, Braniff, Amigos, Bullbrand… Todos los cigarritos que se venden a 11 céntimos la unidad, en cajetillas de 20, incrementan su carga impositiva hasta los 6 céntimos por cigarrito, 1’19 euros por cada cajetilla de 20, superando la tasa el 54% del precio.

Fuentes consultadas del sector, aseguran que este tipo de cigarritos deberá subir al menos 20 céntimos su precio de venta al público para seguir teniendo la misma rentabilidad, aunque el mínimo incremental será de aplicación a todas las latas y cajetillas de cigarritos cuyo precio, por 20 unidades, esté por debajo de 4,10 euros.

Para evitar la aplicación del primer umbral del mínimo, 34 euros por cada mil unidades, el precio de un envase de 20 deberá ser superior a 4,30 euros.

Y si los cigarritos se ven afectados, la picadura de liar sufre un incremento en sus impuestos más que significativo.

Parece que el gobierno se ha dado cuenta de que los consumidores no están dejando de fumar, sino que están cambiando los cigarrillos por otras labores que resultan menos onerosas para el bolsillo.

Así, el senado ha propuesto un segundo umbral del mínimo para la picadura de liar de 92 euros por kilo para todas aquellas marcas que se estén vendiendo por debajo de 138 euros/kilo.

A efectos prácticos, y para entendernos bien, el Ducados Rubio de 80 gramos, que se vende a 10’75 euros la bolsa estaría por debajo de este segundo umbral (su precio es de 134’38 euros/kilo), se le aplicaría directamente el mínimo incremental que, para ese peso, es de 7’36 euros.

Sumamos el IVA y nos da como resultado, una carga impositiva total de 9’62 euros, el 89’5% del PVP.

Para que una bolsa de 80 gramos se salvara del nuevo tipo impositivo, su PVP deberá ser 11’05 euros, pero para evitar, además, el impuesto mínimo, una bolsa de ese peso tendría que tener un precio de venta al público de 14’85 euros.

En este caso sí, la carga impositiva total sería del 67% del precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us