Borrador de la reforma de la Directiva del Tabaco

El Comisario Europeo de Salud ha dado a conocer el borrador de reforma de la directiva del tabaco cuyo contenido y consecuencias ya avanzábamos en otro post.

Tonio Borg publicó recientemente la hace ya tiempo anunciada y temida reforma de la directiva del tabaco. Los cambios propuestos, que detallamos más abajo, obedecen, según explican, a tres motivos:

1. Nuevo paradigma científico:

2. Nuevo contexto internacional:

3. Alto grado de heterogeneidad en la regulación de los Estados miembros:

Una vez conocidos los porqués, y aunque podamos no compartirlos, aun queda por saber lo más importante: ¿qué cambiará? Hemos resumido en seis los principales cambios de la propuesta de reforma de la directiva. Estos seis puntos, no obstante, persiguen, fundamentalmente, dos objetivos: hacer el tabaco menos atractivo y dificultar la venta de productos no adecuados a la nueva normativa. Los cambios son los siguientes:

1. Estandarización encubierta de las cajetillas: en adelante, las cajetillas deberán aumentar su espacio dedicado a imágenes de la peor cara de una enfermedad (eufemísticamente llamadas “advertencias sanitarias”) hasta el 75% de ambas caras y el 50% de los laterales. La nueva normativa, asimismo, abre la puerta a que los Estados miembros implanten el empaquetado genérico si lo desean. Por fortuna, como avanzabamos, la UE no forzará una estandarización a la australiana.

2. Ingredientes: Se prevé la prohibición de cigarrillos, tabaco de liar y tabaco sin combustión que contengan aromas o sabores característicos.

3. Tabacos sin combustión: La reforma ratifica la prohibición de productos del tabaco de uso oral como, entre otros, el snus sueco para todo el territorio de la Unión – excepto en Suecia, que goza de una excepción incluida en su tratado de adhesión-.  Es significativa la prohibición del snus porque fue precisamente la sospecha de corrupción en relación a este producto lo que provocó la dimisión del anterior Comisario de Salud John Dalli – haz click aquí para leer la noticia-.

4. Aumento de la regulación de productos que contengan nicotina: se regulan los nuevos productos que contengan nicotina y las “advertencias sanitarias” que deben incluir, así como la prohibición de su venta si no están autorizados como medicamentos. Los cigarrillos de hierbas que no contengan nicotina también deberán incluir estas advertencias.

5. Venta trasfronteriza: se sienta la base para regular, cuando se apruebe, la venta minorista entre Estados miembros, así como los mecanismos de seguridad para evitar que los menores de edad adquieran tabaco por esta vía.

6. Comercialización ilegal: se disponen las medidas de seguridad para evitar que productos que no cumplan la nueva normativa puedan introducirse y venderse en la Unión Europea.

Estas son las principales medidas que la Comisión Europea quiere implantar con la nueva directiva, que será presentada en breve al Consejo de Ministros y al Parlamento Europeo para su ratificación. Se espera su aprobación, con las modificaciones que se crean oportunas, en 2014 y su entrada en vigor para 2015-2016.

El sector del tabaco, desde productores, puntos de venta y estructuras del Estado han mostrado ya su disconformidad con la medida. Extremadura, Canarias, Navarra han redactado en sede parlamentaria declaraciones de oposición por unanimidad de todas las fuerzas políticas.

Asimismo, la Mesa del Tabaco, órgano que recoge a todos los actores del sector, ha trasmitido su preocupación al gobierno por unas medidas que pueden tener un profundo impacto en nuestro país, donde más de 56.000 personas trabajan directamente del sector del tabaco, bien sea en su producción, distribución o venta.

La nueva directiva supone, en opinión del gremio, un intervencionismo excesivo de la unión europea, un atentado contra la propiedad intelectual y derechos de marca de las tabaqueras. Y, además, su persecución de los sabores y aromas, así como limitación de la marca, estandarizará de facto el tabaco, haciendo que todas las marcas tengan un sabor muy parecido, pudiendo ser sólo diferenciadas en el precio. Y, como bien sabe el sector, las guerras abiertas de precios, rara vez son buenas para alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us