La revolución en la moda, de la mano de Eduardo VIII

Eduardo nació el 23 de Junio de 1894 y era el hijo mayor del rey Jorge V y la reina María. Fue nombrado Príncipe de Gales con sólo 16 años y sirvió en las fuerzas armadas británicas durante la Primera Guerra Mundial. Poco después, realizó varias giras por el extranjero en nombre de su padre, y falleciendo éste en 1936, Eduardo es nombrado Rey, bajo el nombre de Eduardo VIII.

 

 

Eduardo VIII,posteriormente conocido como el Duque de Windsor tras su abdicación a favor de Jorge VI, fue un revolucionario en cuestiones de moda, al incorporar al vestuario masculino costumbres que nacían en los campos británicos. Si bien el monarca era original y carismático, también era atrevido y un tanto polémico; características que acabaría plasmando en su forma de vestir. A continuación os enseñamos alguna de éstas curiosas prendas, que siguen viéndose en los escaparates hoy en día:

traje Príncipe de Gales: imitando a su abuelo Eduardo VII, el monarca retomó e hizo popular el éste tipo de traje, que originariamente provenía de un dibujo a cuadros utilizado por el clan escocés Urquhart. Si bien Eduardo VII lo utilizaba cuando iba a cazar, Eduardo VIII lo volvió a introducir en el vestuario varonil, haciéndose muy popular.

jersey Shetland: éste jersey de lana gruesa y de diferentes colores proviene de las Islas Shetland. Tuvo una gran acogida por parte del público, más aún la tuvo cuando Eduardo VIII públicamente se mostró con éste jersey, pero sin mangas.

zapatos Brogue: éste curioso zapato se caracteriza por tener pequeños orificios en los remates, los cuales fueron observados por el monarca en los campos ingleses. Cabe mencionar que éstos orificios para nada eran moda en el campo, sino que tenían una función básica: permitían secar más rápidamente el interior del zapato cuando éste se mojara durante las labores en el campo. El ojo perspicaz de Eduardo no tardó en hacerse con el detalle y acabó introduciendo éstos orificios en los zapatos, que posteriormente calzarían los aristócratas.

cuello y nudo Windsor: Eduardo era muy cuidadoso y meticuloso en su vestimenta. Tal cuidado mantenía el monarca que llegó a diseñar su propio cuello de camisa, bautizándolo como cuello Windsor. Conocido en Italia como “scappino” y como “cuello italiano” en España, este cuello muy abierto hacia cada lado no podía ir sin complemento, creando posteriormente el conocido nudo de corbata Windsor.

chaquetas cruzadas: su prenda por excelencia era la chaqueta cruzada, la cual popularizó aún más a partir de la raya diplomática. A veces, el monarca utilizaba diferentes telas y colores para la chaqueta y el pantalón, estilo muy presente en el armario europeo actual.

 

Detalles de estilo casual perviven hoy en día, introducidos por primera vez hace más de 70 años por la visión revolucionaria de un príncipe y posterior rey muy meticuloso en sus formas. Su herencia se deja notar a diario en escaparates, pasarelas de moda o incluso revistas, como pueden ser la raya del pantalón, los zapatos de ante o cuero marrón acompañados de trajes de vestir o simplemente pañuelos y corbatas con motivos creativos. Detalles casual de hoy, nacidos en el campo de ayer, que llegaron para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us