La Unión Europea reducirá las comisiones bancarias

El dinero de plástico es, desde hace años, el futuro. El pago por tarjeta de crédito ha venido sustituyendo, de un tiempo a esta parte, al pago en efectivo y si bien aun es raro verlo en importes pequeños, es lo habitual en las ventas grandes.

 

 

El pago por tarjeta de crédito trae asociada comodidad, rapidez y seguridad. Las tarjetas de crédito permiten pagar ágilmente, evitando la necesidad de contar y devolver cambio, sin errores y sin llevar mucho dinero encima. Además, si el cobro con tarjeta se realiza automáticamente a través del ordenador y su programa de ventas, la operación será aun más rápida y segura, evitando, además, descuadres de caja.

Los jóvenes, además, prefieren esta forma de pago sobre cualquier otra y es habitual que la quieran usar incluso ante ventas pequeñas, como las que no superan los 5 o 10 euros.

No obstante, en España, todas estas virtudes del pago con tarjeta de crédito han chocado, los últimos años, con la comisiones bancarias asociadas a este tipo de operaciones y ha dificultado la extensión e implantación de este sistema.

Lo cierto es que las comisiones por cobro con tarjeta en España son y han sido siempre elevadas. Actualmente, las comisiones bancarias asociadas a cobrar con Visa o Mastercard rondan el 0,6% del importe de la venta, siendo incluso mayores en algunos casos. En cambio, en otros países europeos, esta comisión ni siquiera se aplica.

Las altas comisiones han provocado muchas reticencias o malos hábitos. Por un lado, muchos comercios se han negado y aun se niegan a cobrar con una forma de pago que hace reducir sus márgenes de beneficio. Por otro lado, algunos de los comercios que sí aceptan Visa o Mastercard, han acabado en no aceptar tarjeta por importes menores a 10 o 15 euros, práctica ilegal, pero muy extendida en nuestro país.

Estas comisiones pueden combatirse cargando un recargo al cliente que compra con Visa o Mastercard, es decir, en vez de pagar íntegramente nosotros la comisión, repercutir una parte o la totalidad al comprador. Esta solución, que es legal, no la usa ningún comercio, por evidentes razones: los clientes se negarán a asumir ese recargo y puede dificultar las ventas y dañar la relación con el consumidor.

Por todo lo anterior, la Unión Europea ha centrado su preocupación en este asunto y pretende estandarizar las comisiones bancarias en toda Europa. Si bien la intención inicial de las instituciones comunitarias era eliminar la comisión, finalmente han aprobado un texto que las reducirá hasta el 0,2%, como máximo, en todo el territorio de la Unión.

Esta medida, que está pendiente de ratificación del Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros, supondrá para España una reducción del 60% de las comisiones bancarias y facilitará que todos aquellos comercios que querían cobrar con Visa o Mastercard, pero que no lo hacían por las elevadas comisiones, acepten esta forma de pago.

Las entidades bancarias han amenazado a la Unión Europea con que si se limitan las comisiones bancarias por cobrar con tarjeta, podrían aumentarse las comisiones por emisión o mantenimiento de tarjetas de crédito o débito. No obstante, los organismos comunitarios restan importancia a las amenazas y recuerdan a las entidades bancarias que en Estados Unidos, donde se aplicó una medida de similares características, y donde los bancos intentaron subir sus tarifas, se vieron obligados a renunciar a la subida por las reiteradas quejas de sus clientes.

Asimismo, si esta medida finalmente se aprueba, se dará carpetazo a los recargos sobre el cliente final por pagar con Visa o Mastercard pues, según Bruselas, dadas las bajas comisiones, no tendría sentido repercutirlas al consumidor final.

Apoyamos ampliamente la medida europea y esperamos que reciba su ratificación en breve. Si bien asumimos que la medida reducirá los beneficios de las entidades bancarias, tendrá un impacto muy positivo para comercios y sus clientes: se extenderá el uso de esta forma de pago; desaparecerán parte de las malas prácticas o los recargos; y, con el tiempo, se reducirán los precios de venta de los productos que hoy tienen que soportar la comisión bancaria. En suma, una buena noticia que satisfará a la gran mayoría de la población española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us