7 pasos para elaborar tu plan de ventas

7 pasos para elaborar tu plan de ventas

Si deseas prepararte para el éxito en tus ventas, tu mejor estrategia consiste en estar completamente preparado para el momento de vender. Es crítico pensar en todos los aspectos de ese momento y hacerlo con anticipación. Por muy buenos vendedores que tengas en tu tienda, no te engañes, necesitas definir claramente tus objetivos y crear una estrategia que puedas seguir para lograrlos. De ese modo, potenciarás toda la habilidad y técnica de venta que ya poseas previamente. Aquí hay siete pasos que puedes seguir para crear un plan de ventas efectivo:

1. Define tu objetivo en plan de ventas.

Esbozar claramente su objetivo siempre debe ser su primer paso en la planificación en el momento de la venta. ¿Tu propósito es establecerte como un asesor en quien tu comprador puede confiar? ¿Cerrar una venta específica? Cuando defines tu objetivo clave, puedes planificar mejor los pasos posteriores para lograrlo.

2. Evaluar la situación actual.

El siguiente paso en la lista en plan de ventas es hacer una evaluación honesta de la situación. Este paso va muy relacionado con el primero. Si tu objetivo es que tu cliente te visite más veces, lo primero que tienes que pensar es en qué situación está ahora mismo tu relación con ese cliente. Si por contra, buscas una venta rápida y única, quizá no será necesario pensar en estrategias para expandir y fidelizar a tus compradores.

3. Enumera las barreras que impiden la compra.

Este paso puede ser uno de los más críticos para lograr tus objetivos: haz una lista detallada de los obstáculos que crees que se interponen en tu objetivo de venta. Debes pensar en inconvenientes, factores que puedan producir rechazo, etc. Saber exactamente a qué te enfrentas puede ser increíblemente inspirador y generar nuevas ideas sobre cómo superar las barreras. Un ejemplo de barrera puede ser la cola que se forma en horas punta cuando la caja se ve desbordada para cobrar a tus clientes. Convertir esa desventaja en ventaja con un cajón inteligente como Cashkeeper, es un ejemplo de lo mucho que puede ayudarte un plan de ventas.

4. Evalúa tus fortalezas y activos en tu plan de ventas.

Mira honestamente tus recursos y piensa cómo puedes aplicarlos para lograr tu objetivo. Del mismo modo que anteriormente, debías reflexionar sobre aspectos que pueden frenar la compra, ahora es todo lo contrario. ¿Qué fortalezas tiene tu negocio? ¿Con qué activos cuentas para lograr vender? Este listado puede incluir cosas como la experiencia, las habilidades de venta de tus vendedores, tus ofertas, ventajas competitivas (como nuevos productos) y mucho más.

5. Crea tu estrategia para vender dentro de plan de ventas.

Usando la información que has recogido en los pasos anteriores, desarrolla tu plan de ventas describiendo cómo alcanzarás tu objetivo. Dependiendo de la situación, tu plan puede incluir la venta de un producto específico y los pasos que utilizarás para persuadir a tu cliente potencial.

6. Identifica tus necesidades.

Una vez tengas tu estrategia básica definida, ahora es el momento de describir lo que necesitarás para pasar a la acción. Tus necesidades pueden incluir artículos como productos de demostración, material de marketing, etc. Lo importante es identificar las necesidades por adelantado.

7. Resume el plan de acción.

El plan de acción es una pieza complementaria a la plan de ventas descrita en el paso cinco: es una lista de tareas tácticas que necesitarás para llevar a cabo la estrategia. El plan de acción puede incluir elementos como fijar un calendario de precios, definir los márgenes mínimos y máximos que vas a utilizar, incorporar a tus puntos de venta un cajón inteligente como Cashkeeper o elaborar el catálogo de productos.

Déjanos tu teléfono y te llamaremos





X
Contact Us