Los cajones inteligentes en las peluquerías. Más necesarios que nunca.

Los cajones inteligentes en las peluquerías. Más necesarios que nunca.

El COVID-19 ha supuesto un impacto en la línea de flotación de muchas peluquerías y centros de estética. Hablamos no solo de las etapas de confinamiento y las restricciones de movilidad, también de una serie de medidas que, como el resto de la sociedad, estos establecimientos han tenido que adoptar en su día a día. La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de sus comunicados ha recomendado una serie de prácticas entre las que está minimizar en lo posible el contacto físico entre personas. Como sabemos, en la operaciones de efectivo se produce un intercambio de monedas y billetes entre el dependiente y el cliente. Hasta ahora, una práctica normal que desde la expansión del virus ha obligado a muchas peluquerías a intentar encauzar estos pagos con tarjeta en la medida de lo posible. Sin embargo, esta no es la solución que esperan muchos clientes que quieren seguir pagando con efectivo.

Los cajones inteligentes son más higiénicos

Seguramente ya conoces estos cajones inteligentes  que te permiten una serie de ventajas respecto a las cajas registradoras tradicionales. Ahora más que nunca, una de sus ventajas adquiere una importancia mayúscula. Estos cajones inteligentes permiten a clientes y empleados gestionar el efectivo sin necesidad de que cambie de manos. En las peluquerías, como ocurre en otros sectores como el de la alimentación o el de la hostelería, es clave poder mantener a raya la contaminación por COVID-19. El contacto que tienen las peluqueras y peluqueros, del mismo modo que los esteticistas, con sus clientes es mucho mayor que en otro tipo de comercios. Por lo que si uno de nuestros empleados contamina sus manos al recoger el efectivo de un cliente, podemos tener un serio problema.

Anteriormente a la aparición del COVID-19, el uso de estos cajones inteligentes ya era muy recomendable gracias que su uso evita la contaminación por suciedad y gérmenes. En estos momentos en que es tan importante mantener la higiene debido al coronavirus, este tipo de tecnología se vuelve casi imprescindible en peluquerías y centros de estética.

El valor de la reputación y la imagen

Contar con un cajón inteligente en tu peluquería o centro de estética no solo te garantiza poder atender de forma más segura e higiénica a tus clientes, también estás lanzando un mensaje a tu clientes, colaboradores y empleados. Este mensaje es que te preocupas por su salud, por su bienestar. Este factor es muy importante ya que es un valor añadido que le das a tu establecimiento. Ganarte esa reputación es una muestra que te importa seguir las recomendaciones y consejos para evitar la entrada del COVID-19.

Los beneficios que obtendrás

Contar con un cajón inteligente como Cashkeeper en tu peluquería o centro de estética te permitirá además poder aceptar todo tipo de monedas y billetes. De ese modo, no tendrás que preocuparte por las operaciones de caja. Imagina lo molesto que puede resultar tener que abrir el cajón cada vez que no reconoce una moneda o un billete. Gestiona de forma autónoma el efectivo. Es importante que también puedas despreocuparte de cargar el cajón en mitad de la jornada cuando tu tienda está llena. Una vez haces la carga inicial al comienzo del día, el cajón inteligente debe poder gestionarse de forma autónoma para no quedarse sin cambio optimizando las monedas y billetes que tenga. Te informa en remoto y puedes manejar toda su información de forma remota a través de una aplicación de móvil. Consulta el estado de tu caja donde y cuando quieras. Es una caja registradora que te ofrece seguridad avanzada. No todos los cajones inteligentes te ofrecen las máximas garantías de seguridad en tres niveles. Comprueba que aprovechas todo el potencial en seguridad del cajón mediante el cierre con llave de los cajetines y la posibilidad de anclaje al mostrador.

Déjate aconsejar por los expertos y confía siempre en cajones automáticos de cobro CashKeeper que se integran de forma fácil y sencilla con el software de gestión de LK Bitronic, principal distribuidor de referencia del cajón inteligente CashKeeper, con más de 600 instalaciones realizadas en toda España.