Bajan las comisiones en los pagos con tarjetas

Un comunicado conjunto de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución -ANGED- y la Confederación Española del Comercio-CEC- prevé que el sector del comercio podrá ahorrar hasta 200 millones de euros con la próxima bajada de comisiones por el uso del pago con tarjeta.

 

 

El gobierno anunció una rebaja de tarifas en el marco del Plan para el Crecimiento, Competitividad y Eficacia, y prefirió no esperar a que Europa fije por su parte la normativa. Esta rebaja tarifaria supondría el abaratamiento hasta la mitad de aquellas comisiones que han de soportar los comercios en el momento en que los clientes pagan las compras utilizando las tarjetas como forma de pago.

En principio, la tasa interbancaria quedaría fijada en un 0,3% por el uso de la tarjeta de crédito, y en un 0,2% para los pagos con tarjeta de débito, según lo previsto por el Parlamento Europeo. Se ha de destacar que hoy en día el máximo vigente está fijado en un 0,79% por el uso de tarjetas.

El banco que instala el lector de tarjetas al comercio es quien fija las tarifas, y cada entidad bancaria tiene cierto grado de autonomía para fijarlas, de forma que puede cargar las tasas a las tiendas que usen este lector o bien eximirlas del pago. La bajada tarifaria podría permitir reducir costes y aumentar la competitividad en los comercios.

El pequeño comercio soporta unas tasas por el pago con tarjeta muy elevadas, situándose en una media del 0,74% del valor total de la transacción; lo que supone una comisión fija de 0,32 céntimos de euro por el pago con tarjeta de débito.

El Parlamento Europeo señaló que el ahorro en los costes se traducirá en una mejora de los precios para el consumidor final, estimulando así la confianza y el consumo. Un portavoz del parlamento comentó también que “es un magnífico punto de partida y esperamos que podamos ir situando esos topes incluso más bajos,situando para las operaciones con tarjeta de débito en el 0,2% del valor de la transacción o siete céntimos de euro, la que resulte menor de ambas”.

De hecho, desde ambas organizaciones han demandado en múltiples ocasiones la supresión de las tasas de intercambio para operaciones con tarjetas de débito.

Por otro lado, diversas organizaciones empresariales del sector alimentario y gran consumo valoraron de forma positiva las manifestaciones del gobierno relativas a la no subida del tipo impositivo del IVA, así como la no reclasificación de los productos. El gobierno, mediante esta medida, rechaza las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y de la Comisión Europea, quienes instaban a España a subir el impuesto.

Además, estas organizaciones emitieron una nota de prensa de forma conjunta, en la que instan a los diversos organismos internaciones a que consideren los esfuerzos y ajustes llevados a cabo por la sociedad española. En la nota, también se solicita “evitar una posible reforma fiscal que ponga en riesgo la competitividad y estabilidad del sector y por ende el conjunto de la economía nacional”.

Continuaron añadiendo y recordando que las respectivas subidas del tipo impositivo del IVA en 2010 y 2012 provocaron una caída en el consumo, y que por lo tanto “podría poner en peligro la recuperación económica y el empleo”. Agregaron que como posible solución a la necesidad de incrementar los ingresos públicos es necesario garantizar de forma urgente una mayor transparencia del sistema fiscal, endureciendo más la lucha contra el fraude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us