6 estrategias de negocio para alcanzar el éxito

6 estrategias de negocio para alcanzar el éxito

Muchas veces te habrás preguntado qué estrategias seguir en tu negocio para alcanzar las ventas y la fidelización de tus clientes necesarias para gestionar una tienda rentable durante mucho tiempo. No hay recetas mágicas pero sí algunas prácticas que han demostrado ser clave para alcanzar el éxito. La más importante de ellas es la de rodearte de personas capacitadas y motivadas en cada uno de los puestos de tu negocio, sin embargo, hay más recomendaciones que a continuación enumeramos y que pueden seguirse en diferentes modelos de negocio y sectores.

1. Planifica antes de actuar

¿Verdad que antes de emprender una ruta le echas un vistazo al mapa? Lo mismo pasa con tu tienda. Si abres un negocio pero no tienes claro el destino, los objetivos que quieres obtener, difícilmente podrás alcanzar el éxito, las estrategias de negocio siempre deben incluir un plan. Un plan de negocio ayuda al propietario a pensar en los problemas que puede encontrarse y a comprenderlos. Los hay de muchos tipos. Puedes hacer un plan a corto plazo para las acciones inmediatas y otro más a largo plazo (incluso a años vista) para definir la hoja de ruta de tu negocio. Quizá abras hoy una tienda que en el futuro quieras franquiciar, por ejemplo. O, incluso, tu idea es montar un centro de belleza que consiga una gran cartera de clientes a la que posteriormente puedas vender a una multinacional del sector.

2. La financiación inteligente

Una financiación adecuada es necesaria para un negocio saludable. En determinados momentos, necesitarás el apoyo de capital para hacer frente a un imprevisto o una mala racha. Negociar unas buenas condiciones de antemano, buscar diferentes vías para que siempre tengas liquidez es básico para un pequeño negocio. También lo es en el caso de que el negocio vaya muy bien y quiera crecer. Buscar soluciones realistas, prudentes y con un crecimiento planificado y de la mano de tus entidades bancarias harán que nunca pierdas el rumbo de tu plan de negocio. Lo ideal es poder trabajar siempre con tu dinero de caja pero quizá un préstamo o una tarjeta de crédito corporativa te ayudarán en el momento en que necesites ayuda financiera.

3. Tu marca, tu imagen y tu marketing

La marca y el marketing son una parte esencial de las estrategias de negocio de tiendas y pequeñas empresas hoy en día. Tu identidad de marca es como el mundo realmente te ve, no como tú quieres que te vean o crees que te ven. Es la forma en la que conectas con el cliente a través de un plano más emocional. Hoy en día hay muchos canales de comunicación, debes encontrar aquel que usan tus clientes y comunicarte con ellos de una forma honesta y atractiva para que reaccionen de una forma positiva. Es mejor ser simple, directo y claro en tus comunicaciones. Lo interesante del marketing actual es que no es una relación unilateral sino que el cliente tiene también cada vez más opciones de poder comunicarse contigo. Además, en el mundo digital todo es trazable y cuantificable con lo que podrás evaluar los resultados de tus acciones.

4. Las tácticas de venta en la estrategia de negocio

Es fácil vender cuando eres pionero en un sector. Cuando existe una tecnología disruptiva que se abre paso en un determinado momento. Sin embargo, cuando la competencia aprieta, cuando hay productos tan buenos como el tuyo, es cuando más debes pensar en cómo vender tus productos y por qué deben comprar en tu tienda y no en otra. Los argumentarios de venta, la formación de tus vendedores, la forma en la que presentas tus productos y las promociones que realizas pueden ayudarte a combatir a tu competencia. Tu frente de batalla serán los vendedores de tu tienda por lo que tendrás que ser muy hábil contratando a los más adecuados y ejercer sobre ellos la influencia y la motivación para que ayuden a la salida de tus productos.

5. La gestión de las personas

Gran parte del éxito de tu tienda se basará en la capacidad que tengas de atraer y retener a aquellos empleados que son muy valiosos. Si eres capaz de identificar a un vendedor competente, si le convences de que se una a tu proyecto, si le formas y te da buenos resultados, no lo dejes escapar. Todo este proceso es muy laborioso, muy complicado y si este vendedor (o cualquier otro perfil de empleado) decide irse, habrás perdido mucho tiempo y dinero. Mantener un buen ambiente en tu equipo, conseguir que luchen por los mismos objetivos que los tuyos, es algo que marcará la diferencia en la rentabilidad de tu tienda. Buenos salarios, beneficios sociales, flexibilidad, compañerismo son algunos factores que harán que tus empleados no quieran abandonarte.

6. La contabilidad y la caja

La contabilidad es importante cuando comienzas un negocio y ha de formar parte de tu estrategia de negocio. Debes saber en qué te estás metiendo y los números pueden ayudarte a determinar si será una misión imposible o si podrás asumirlo sin demasiados apuros. Tendrás que tener en cuenta el apartado fiscal y establecer varios escenarios, tanto positivos como negativos, antes de emprender. La planificación contable abarca tanto los ingresos como el pago de impuestos, los salarios e incentivos a los empleados y los pagos a proveedores, amortizaciones y demás. Un negocio puede ser muy rentable pero quebrar por una mala gestión financiera. Unos ingresos que se esperan altos y que resultan ser medios, pueden desbaratar tu planificación. Y esos desajustes en un pequeño negocio pueden ser robos a tu tienda o hurtos a la caja registradora por parte de algún empleado. Afortunadamente, hay solución para estos casos como el cajón inteligente CK1000 . Un cajón en el que los empleados no necesitan gestionar el efectivo de forma manual.

Déjanos tu teléfono y te llamaremos





    X
    Contact Us