Cómo funciona una caja registradora automática

Caja registradora

Cómo funciona una caja registradora automática

Antes de nada vamos a definir qué es una caja registradora automática. Una caja registradora automática es un aparato electromecánico que permite calcular y registrar de manera automática transacciones comerciales, e incluye un cajón para guardar dinero. Por lo general, permite además imprimir un recibo o factura para el cliente, según las disposiciones legales de cada país. Seguro que la has visto en muchos comercios y que cada vez es más habitual encontrarte con una, especialmente en aquellas tiendas de alimentación que requieren extremar las medidas higiénicas evitando el contacto de las manos con el efectivo. En este artículo vamos a explicar de forma resumida cómo funcionan estas cajas registradoras automáticas.

¿Quiere conocer nuestros cajones inteligentes?

Al cerrar una venta la caja registradora automática indica en su visor del TPV el importe total a cobrar así como el importe abonado por el cliente. En el caso de los cajones inteligentes de la marca Cashkeeper, su monedero está especialmente diseñado para ganar rapidez en el punto de venta aceptando la introducción de varias monedas a la vez. Al efectuar el pago, los dispositivos de seguridad del sistema homologados por el Banco Central Europeo se encargan de validar la autenticidad del dinero introducido mediante la comprobación paralela de varios puntos de control. Una vez realizado el pago su venta queda registrada y en caso necesario la caja registradora automática devuelve el cambio de forma inmediata y sin errores utilizando siempre el mínimo número de monedas y billetes.

El sistema de cambio se nutre de la carga inicial y de los sucesivos cobros generados en las ventas por lo que el cajón se autoabastece de forma inteligente controlando en todo momento los niveles de cambio para cada tipo de monedas y billetes. Para garantizar la máxima seguridad y limitar el acceso al dinero, los cajones de cambio y de recaudación están cerrados bajo llave contando con hasta 3 niveles de seguridad para los negocios con controles más estrictos y exigentes.

Descubra por qué Cashkeeper es la marca de referencia en cajones inteligente

En caso de que el cliente lo desee, los cajones de recaudación permiten ser extraídos completamente y ser reemplazados por otros vacíos retirando de forma rápida y segura la recaudación generada en su negocio. Los arqueos de caja se realizan de forma automática ahorrando una importante cantidad de tiempo en su recuento y cuadre. Es, además, sanitariamente más eficiente ya que evita posibles infecciones derivadas del contacto físico con el dinero. Esto es imprescindible hoy en día en la mayoría de comercios. Las cajas registradoras automáticas como Cashkeeper pueden personalizarse al gusto de cada establecimiento de forma rápida y limpia mediante un sistema de imanes convirtiéndose en el soporte publicitario ideal en el punto de venta.

Déjanos tu teléfono y te llamaremos





    X
    Contact Us