Envases biodegradables

La empresa estadounidense Ferro con sede en Almassora (Castellón) ha lanzado un nuevo producto dentro del marco de “mejora medioambiental” que constituye todo un logro en el desarrollo de nuevos materiales más sostenibles. El tubo flexible biodegradable o “BIOTUBO” como ellos lo han bautizado, está fabricado a partir de materias procedentes de fuentes renovables como almidón de maíz, remolacha y azúcares.

 

 

Éste nuevo producto abrirá el camino hacia lo sostenible a las grandes marcas comerciales sustituyendo al actual tubo flexible de polietileno de origen petroquímico. Se espera que este nuevo envase esté en el mercado antes del próximo otoño de la mano de la empresa Germain de Capuccini con una crema multiprotección elaborada a partir de té blanco ecológico.

Según explicó Sergio Torres, tras dos años de investigación en la división “Specialty Plastics Division” de Ferro, el resultado es un envase basado en bioplásticos compatibles con el cosmético y que se descompone en “condiciones de compost” sin generar ecotoxicidad en un plazo máximo de seis meses, es decir, el proceso de biodegradación se inicia con el contacto con microorganismos en condiciones de compostaje. El reto ahora es que el envase perdure durante todo el ciclo de vida de un producto cosmético que está estimado en tres años.

Actualmente se llevan a cabo los estudios de compatibilidad del nuevo envase con distintos cosméticos siendo los primeros los más compatibles: un principio activo de vitamina C, un filtro de protección solar y una crema facial multiprotecciónelaborada a partir de productos ecológico incorporando para ello funciones que permiten preservar el aroma y proteger el producto de la humedad para evitar la pérdida de peso del producto, sometiéndolos a condiciones de temperatura y humedad extremas.

Según Ainia, “El proyecto supone un avance no solo por su capacidad de biodegradación sin impacto ambiental, sino por lograr por primera vez la compatibilidad total entre este tipo de envases y los productos cosméticos, algo no logrado hasta ahora”.

Biotubo cuenta con el apoyo del CDTI en su convocatoria de colaboración entre empresas y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) lo que sin duda evidencia la importancia en las sociedades modernas el cambiar los hábitos de consumo de toda la población, uno de los grandes desafíos de nuestro siglo, siendo la protección del medio ambiente una de las más interesantes y asequibles ya que es mucho más fácil reciclar y/o emplear elementos inocuos en un producto que reducir el consumo de millones de consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us