Desaparece la APEC de la comunidad de Madrid

b2ap3_thumbnail_asociacion.jpg

El pasado 25 de junio se celebró una asamblea en la que se liquidaron las tres entidades del sector, por lo cual el sector de la pastelería pierde cualquier representatividad en la comunidad de Madrid.

 

Las entidades APEC (Asociación Provincial de empresarios de Confitería, Pastelería, bollería, Heladería, Repostería y Platos cocinados de la comunidad Autónoma de Madrid), AEPA (Asociación Empresarial de Pastelería Artesana de la comunidad de Madrid) y ASEMFORM (Asociación Empresarial para la Formaciçon y el Empleo en el Sector de la Pastelería de la Comunidad de Madrid) han sido liquidadas con más de 250 afiliados como consecuencia de un concurso voluntario de acreedores.

El presidente del sector Santos Camapano y vicepresidente de la Patrol de Madrid CEIM está ahora en una difícil encrucijada y con una deuda de más de dos millones de euros que quedará paliada por la venta a un fondo de inversión de la sede de la patronal en el paseo de Santa María de la Cabeza.

Los asociados y empleados de la patronal culpan a Santos Campano de lo ocurrido y otros también aseguran que la crisis ha sido el detonante final.

Algunos recuerdan que ya desde el año 90 comenzaron los problemas cuando la Agencia Tributaria les reclamó la devolución de varios cursos de formación con fondos públicos. Un largo proceso judicial acabó condenando a la patronal de los pasteleros que hipotecaron su sede del Paseo de Santa María de la Cabeza para afrontar la deuda.

 La crisis les dio la puntilla y cerca de 500 pastelerías han ido cerrando y el número de socios de la patronal pasó de 800 a 270.

En 2011 hubo un ERE en las tres asociaciones y reducción de sueldos. Además se externalizó la gestión de los cursos de formación que antes daba ASEMFORM. Algunos pasteleros denunciaron que se dieron los cursos a la empresa Sunion que tiene entre sus directivos al hijo de Santos Campano. Aseguran también que ahora la Comunidad reclama parte del dinero de algunos cursos a raíz del ‘caso Aneri’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us