Los alérgenos en perfumes serán revisados por la Comisión Europea

Días atrás conocíamos que la Comisión Europea (CE) había lanzado una consulta pública sobre los alérgenos presentes en perfumes y fragancias. Esta consulta durará hasta Mayo de 2014 y tiene como objetivo controlar aún más la presencia de ciertos alérgenos cutáneos que contienen diversas fragancias comercializadas en la Unión Europea.

Neven Mimica, comisario europeo de Política de Consumidores, explicó en rueda de prensa que la consulta tiene como objetivo “evitar las reacciones alérgicas cutáneas que afectan a entre cinco y quince millones de personas en la Unión Europea”. También aseveró que se pretende “reforzar la competitividad” en la producción cosmética europea. Este estudio prevé limitar, restringir o hasta prohibir el uso de tres sustancias conocidas que están catalogadas como inseguras y perjudiciales para la salud. Además, otros cien elementos usados en perfumes se encuentran bajo la atenta mirada de los expertos europeos.

El parlamento europeo tiene también por objetivo reformar la normativa comunitaria que regula la cosmética y su producción. El proceso dio comienzo en cuanto se publicó la consulta del comisario europeo y están llamados a participar y opinar en los futuros planes de la CE tanto estados miembros como representantes de la industria cosmética, médicos, científicos y organizaciones representantes de los consumidores, entre otros.

La CE ha planteado prohibir la utilización de “HICC, atranol y cloroatranol”, debido a que han sido consideradas como sustancias perjudiciales para la salud, según un comité de científicos independientes. Además, el grupo de expertos continuó añadiendo que existen otros 20 compuestos, algunos naturales y otros químicos, que preocupan debido al resultado que arrojan tras su análisis. Ante ésta preocupación Bruselas plantea limitar también el uso de estos compuestos, permitiendo que sólo un porcentaje ínfimo -0,01%- del total del producto pueda utilizarse en el producto final apto para la venta.

En relación a lo anterior, en caso que las sustancias utilizadas por los fabricantes sean susceptibles de provocar algún tipo de alergia, y la concentración sea superior al margen del 0,01%, el organismo europeo plantea exigir a los fabricantes que adviertan sobre la presencia de estas sustancias en el etiquetado de sus productos; exigencia que sólo afectaba a un grupo reducido de alérgenos hasta el reciente anuncio de tal estudio.

En rueda de prensa se continuó especificando que la presencia de estas sustancias puede provocar diversas reacciones alérgicas tales como eczemas o picor al contacto con la piel.

En caso que la propuesta siga su curso y acabe aprobándose una nueva normativa o se modifique sustancialmente la anterior, los fabricantes deberán formular de nuevo algunos productos, además de cambiar el etiquetado.

Cabe mencionar que las medidas no sólo afectarán a los perfumes, sino que además afectarán a aquellos cosméticos que lleven aromas y se apliquen sobre la piel, entre ellos los desodorantes y cremas.

La CE ha previsto dar un plazo de dos años con el objetivo de eliminar el uso de las sustancias prohibidas. Además prevé otorgar un plazo de tres años para cambiar el etiquetado de los productos y de cinco para retirar de los puntos de venta aquellos productos que no cumplan con la nueva normativa.

Finalmente, en rueda de prensa se aseveró que la CE, habiendo obtenido los resultados de su estudio, enviará una propuesta concreta que se someterá a la aprobación por parte de los estados miembros, el Parlamento Europeo y el Consejo. En caso de no haber oposición, las modificaciones de la normativa podrían ver la luz a finales de 2014 o principios de 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu teléfono y te llamaremos





X
Contact Us