Hair & Jewel, un peinado de 500 millones de dólares

Laurence Graff conmemora sus más de 60 años como joyero y recrea una vez más el peinado más caro del mundo, decorando el tocado con diamantes y piedras preciosas valoradas en 500 millones de dólares.

 

 

Laurence Graff es un joyero inglés que nació en Londres en 1938. En 1953 comenzó a labrarse su futuro y fundó Graff Diamonds -Diamantes Graff- en 1960; desde entonces se caracteriza por ser el proveedor de diamantes número 1 en el mundo. En 2008, Graff Diamonds pagó 16.4 millones de libras por el diamante Wittelsbach en una subasta  realizada por Christie’s. El diamante, con un precio de salida de 9 millones de libras, fue comprado por casi el doble de su valor, y 2 años más tarde de su adquisición, Graff reveló que 3 expertos talladores consiguieron reducir el tamaño del diamante. Nadie dudó de la pericia de la firma cuando publicaron que había reducido su peso de 7,10 gramos a 6,20 gramos, consiguiendo que la claridad del diamante pasara de “muy pequeñas inclusiones” a “puro a lupa”. En el mundo del diamante, los expertos indican que “se ha conseguido una mejora sustancial sin sacrificar la forma original del diamante”.

El joyero, conmemorando sus 60 años de carrera, rediseña el peinado que presentó en 1970, titulándolo como “hair & jewel” o peinado y joyas. Graff, en uno de sus viajes de negocios, consideró que las joyas siempre se presentaban en estilos conservadores, por lo que decidió romper con el molde y presentar un peinado valorado en 1 millón de dólares de 1970, consiguiendo destacar la presencia de Graff Diamonds en el mundo. Cuando le entrevistaron, Laurence comentó que “los diamantes también son una aspiración de las mujeres jóvenes”, por lo que decidió utilizar una modelo para presentar sus extravagantes joyas.

En 2013 y coincidiendo con los 60 años de su carrera profesional, rediseñó el tocado presentado en 1970, aunque aumentó considerablemente las piedras y diamantes expuestas en el peinado de la modelo Dalia Günther, quien lució un anillo de diamante con una esmeralda amarilla de 52,73 quilates. Además, cuenta con los exclusivos pendientes Sweethearts de 51,53 quilates y un diamante en forma de corazón de 50,76 quilates, un pendiente de diamante azul internamente perfecto de 10,47 quilates, un anillo de diamante rosado con corte ovalado también internamente perfecto de 6,51 quilates. Finalmente, el diamante Letöeng Star de 550 quilates corona el peinado, considerado el diamante blanco en bruto más grande jamás descubierto y el 14º entre los más grandes del mundo.

Sin duda alguna, Laurence Graff y su firma son sinónimos de exclusividad, perfección e innovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us