Las 5 amenazas que acechan a tu restaurante

En general, el mundo de los negocios está lleno de incertidumbres y variables que no podemos controlar. El sector de la restauración no es inmune a estas preocupaciones. Sin embargo, esta es una época especialmente convulsa para los propietarios de bares y restaurantes. Ya sea porque estás emprendiendo o queriendo sobrevivir en el mercado, es bueno conocer estas amenazas para poderlas identificar y tratar de forma positiva.

1. Competencia con otros restaurantes

La viabilidad de tu restaurante siempre estará comprometida si hay otros establecimientos con una oferta similar a la tuya en la misma zona. Una gran cadena de restauración puede eclipsar o incluso expulsar a un negocio pequeño o mediano del mercado. Es una preocupación constante de los propietarios de restaurantes. Los márgenes y las ganancias suelen ser escasas. Esto limita mucho las posibilidades.

Además, también es una amenaza real que si tu restaurante acierta con la fórmula del éxito, otros querrán imitarte. Es un hecho. No debes desesperarte, concéntrate en tus clientes, sobre todo los más habituales y no les des motivos para ir a otro sitio más barato o con la misma oferta de menús que los tuyos. Hay espacio para todos pero debes saber cuál es tu posición en relación con los demás.

2. Los bajos salarios

El nivel de vida de los restaurantes y los trabajadores del sector de la restauración en general sigue siendo una preocupación. Desde la perspectiva del trabajador asalariado, se considera que su esfuerzo y dedicación son más que dignos de un aumento salarial. Argumentan que una subida de sueldo generalizada para cocineros, camareros y jefes de sala, no solo beneficiaría a los trabajadores y sus circunstancias personales, sino también a la economía de su ciudad.

Pero, ¿cómo afectaría eso al balance financiero de tu bar o restaurante? En el otro lado de la moneda está la forma en que los aumentos de salario pueden afectar a los empresarios. Es obvio que no da buena imagen mantener salarios mínimos entre tus trabajadores ni para tus clientes actuales ni los potenciales. Si la situación se vuelve irreconducible, es posible que para afrontar estos incrementos de salario en tus empleados, tengas que reducir las horas, suspender la contratación y, además, la exigencia sobre el personal que quede será mayor. Realmente es una espada de doble filo. O mantienes unos costos bajos y controlados para garantizar la rentabilidad del restaurante. O aumentas los salarios y los costes laborales empleando menos personal.

3. La montaña rusa económica

No es sorprendente que los balances de los restaurantes brillen cuando la economía está en alza y tienden a enfermar cuando se contrae. La restauración es más volátil y vulnerable a cualquier turbulencia económica porque los clientes van a apretarse el cinturón si ven peligrar sus ahorros. Como quizá ya sepas, en tiempos de crisis y recesión, los restaurantes y bares reducen su facturación mucho más que otro tipo de industrias como la alimentaria o las tiendas de comestibles, debido a que el gasto en restauración es considerado a veces un artículo de lujo.

4. Los cambios en los hábitos de consumo

Las cadenas de comida rápida, aunque siguen siendo altamente lucrativas, han tenido que adaptarse y modificar su carta de alimentos de toda la vida. Los estudios nutricionales y la mayor autoconciencia de prevención de enfermedades a través de una dieta sana han disminuido los beneficios de este tipo de establecimientos y ello ha provocado que hayan tenido que asumir el reto de una sociedad más preocupada por la calidad nutricional de su dieta. Los clientes demandan este tipo de alimentos y como propietario de un bar o restaurante debes saber gestionar estos cambios en las tendencias y hábitos de consumo de tus clientes. Era difícil prever hace unos años que las cadenas de comida rápida tendrían que ofrecer a sus comensales fruta, ensalada y alimentos bajos en grasa como alternativas a sus productos estrella. Lo que es seguro es que el mercado y los consumidores evolucionan y debes tener flexibilidad para poder afrontar estos cambios.

5. Aumento en el precio de la materia prima

La incertidumbre en los precios afectan a todos los sectores. Dentro de la industria alimentaria, estos cambios afectan a los proveedores, distribuidores, dueños de restaurantes y, en última instancia, el cliente. Las variables que pueden influir en el precio de los alimentos son muy variadas, incluyendo el propio clima. La sequía, las inundaciones o la escasez de especies debido a la pesca excesiva de nuestros océanos amenazan el balance económicode muchos establecimientos. Si subimos los precios de los menús porque se ha producido un encarecimiento de algunos de los ingredientes con los que preparamos los platos, difícilmente el cliente lo va a entender.

Además, el cambio climático puede considerarse uno de los principales causantes de estas subidas de precio. Los fenómenos meteorológicos dictan la viabilidad de los cultivos. Esto, combinado con una población que crece rápidamente, puede verse como una amenaza directa al costo de los precios básicos de los alimentos en todo el mundo.

Estos son algunos de los retos y amenazas que el sector de la restauración tiene actualmente y seguirá teniendo en el futuro. Hay variables que no podemos controlar y problemas que tendremos que solucionar a medida que se presenten. Afortunadamente, la gestión de tu negocio estará siempre bajo control con el mejor software para restaurantes y bares, Hostcontrol. Además, recuerda que ahora que se acerca el buen tiempo, tendrás también la posibilidad de llevar el control de los pedidos de las mesas de la terraza en la misma plataforma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us