Cómo poner nombre a tu panadería o pastelería

La transición de tu pasatiempo de hornear pan o pasteles a crear un negocio profesional siempre es un reto muy emocionante. Una de las primera cuestiones que te plantearás es qué nombre vas a poner a tu panadería o pastelería. Es cierto que no determinará el éxito de tu negocio pero sí que puede complicarte o facilitarte la vida. Lo importante es que no te estreses. Te vamos a dar algunas pistas de cosas que funcionan y cosas que no a la hora de poner un nombre a tu local y que sea fácilmente identificable para tus clientes.

Qué debes y qué no debes hacer

– Deja claro que tu negocio es una panadería o pastelería.
Parece algo obvio pero tu nombre debe ser fácilmente identificable. Si tus clientes con leer tu cartel no saben que vendes pan o pasteles, tendrás un problema. Son muchos los negocios que abren y no caen en la cuenta de que su nombre debe tener algo relacionado con los productos que venden.

– Date espacio para crecer.
Si a la hora de poner un nombre, lo asocias mucho a un determinado producto, el pan, por ejemplo, ¿qué pasará cuando quieras ampliar tu catálogo y también incorpores pasteles? Es mejor que tengas la previsión de utilizar un nombre que te permita expandir los productos que vendes y que no te limite.

– No elijas un nombre que ya exista.
No querrás que nadie te confunda con otro establecimiento. Aunque es difícil ser único en un sector como el de la panadería, asegúrate que no hay otro nombre parecido en tu misma ciudad. Ya no es solo una cuestión de cortesía respecto a otras panaderías o pastelería, es que esta confusión de nomenclatura te dará muchos problemas derivados cuando quieras crear una página web o un perfil en una red social ya que estará ocupado.

Cosas a considerar al nombrar a tu panadería o pastelería

– Poner el nombre de tu familia al establecimiento, es un valor seguro pero también aburrido.
Ir a lo seguro es una opción cuando no hay otra alternativa fiable. Sin embargo, te proponemos que el gancho de tu negocio empiece por el nombre del local. Intenta ser imaginativo y no caigas en la tentación de ir por el camino más fácil.

– No confudas a tus cliente.
No utilices palabras que no entiendan o que tengan otros significados. Escoge un nombre que sea ingenioso y único, que esté relacionado con el pan, los pasteles, las pastas, etc. pero también que sea fácil de recordar y que no dé lugar a dudas.

– Juegos de palabras, sí pero con cuidado.
Una opción muy interesante es hacer juegos de palabras con el nombre de tu panadería o pastelería. Te animamos a que pienses alguno que sea ingenioso y que produzca una sonrisa en tus clientes. Pero también ten cuidado en que tras la sorpresa inicial, el nombre no se quede demasiado obsoleto o pueda resultar ofensivo o grosero. Imagínate diciendo ese nombre por teléfono unas cuantas veces al día, tienes que ser capaz de hacerlo sin que ello te sonroje demasiado.

– La ortografía puede volverse en tu contra.
Una de las opciones que quizá te plantees para el nombre de tu local será coger una palabra relacionada con tu negocio y cambiarle alguna letra para hacerlo único y más divertido. Kups&cakes, es un ejemplo muy sencillo de esta técnica para no confundir a tus clientes y, a la vez, tener un nombre diferente. Cuando decidas hacer algo así, piensa si esto puede perjudicar a los clientes que quieran buscarte en internet. ¿Se acordarán de cómo se escribe el nombre de tu negocio? Un modo muy peculiar de nombrarlo puede afectarte negativamente.

Fórmulas con las que puedes probar

– Nombre + Producto.
Cualquier objeto que se te pase por la cabeza unido a un producto relacionado con tu negocio como “Café”, “Cup&Cakes”, “Helados”. Es una fórmula que siempre funciona.

– Indicación geográfica + Tipo de negocio.
Por ejemplo, Panadería Calle Mayor o Pastelería de la Plaza Municipal.

– Nombre de flor + Tipo de negocio.
Por ejemplo, Panadería Magnolia o Pastelería Dalia.

– Término de horneado + Tipo de negocio.
Panadería Tamizado o Pastelería Dulce. Muchos de ellos quizá estén cogidos pero siempre van apareciendo nuevas posibilidades.

No te desesperes si no encuentras el nombre adecuado para tu negocio. Hay otros aspectos que, mientras piensas en cuál será el rótulo de tu fachada, puedes elegir asegurándote de que triunfarás. Por ejemplo, el programa de gestión de tu panadería y pastelería: Pasteler. Un programa pensado y diseñado para panaderías y pastelerías. Controla y gestiona tu negocio desde el apartado de ventas, gestión de proveedores, encargos o trazabilidad en una única plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us