Juguetes: estado del sector y tendencias

La navidad es tiempo de comidas, familia y juguetes. El sector juguetero es el protagonista de estas navidades y sus productos los más vistos en televisión y los más buscados en las tiendas. El sector se prepara durante todo el año para afrontar las navidades y llegar a todas las demandas. Este año, pese a la crisis y las nuevas tendencias, no será diferente.

Las ventas de juguetería descenderán, estas navidades, entre un 10 y un 15%, según afirman fuentes del sector.  La crisis económica ha reducido  el tamaño de los sacos de juguetes que tendrán que cargar los Reyes Magos por los comedores y salones de España. Y pese a haberse reducido el consumo notablemente en el mercado interno, las jugueteras compensarán parte del descenso del consumo español con la exportación de sus productos al extranjero, especialmente a otros países de la Unión Europea, donde los juguetes españoles gozan de alto nivel de consideración por su calidad.

El clima de ilusión navideña, creado a partes iguales entre todos – los padres, los niños, juntar a la familia, pero también las luces en las calles, los regalos, la industria juguetera o la magia de los Reyes Magos-, nos infunde ganas de comprar y disfrutar de estas fiestas.

La industria juguetera es conocedora del sentimiento y pasión que despiertan las navidades y apuntan a los niños más pequeños para vender sus productos. Saben que los niños son el mejor medio para convencer a los Reyes Magos para tener todo aquello que quieren estas navidades.

No obstante, pedagogos y psicólogos infantiles expresan unánimemente que “La educación es aceptar que no se puede tener todo” y  que los más pequeños de la casa deben aprender que no es la cantidad de regalos, si no su calidad (los valores que enseñan, las competencias que desarrollan y lo divertido que resulte jugarlos) lo valioso de un juguete.

En esa última línea han prosperado nuevos juguetes con mensaje. No basta que el juguete sea divertido, muchas jugueteras han apostado por incorporar valores contemporáneos como la protección del medio ambiente, la lucha contra los estereotipos de género o por eliminar la violencia de sus productos.

En el mismo sentido han aparecido iniciativas como Sile, nole…,: una organización que, año a año, posibilita y fomenta el intercambio de juguetes usados y en buen estado. La idea es  concienciar a los más pequeños de que hay otra forma de consumir: sin gastar dinero, responsable y divertida.

Los niños acuden con sus juguetes y los intercambian por una tarjeta de color  verde, amarilla o roja – verde para los juguetes más valiosos y roja para los menos- que podrán usar para llevarse un juguete de su misma categoría. Siempre acaban sobrando juguetes que se destinan a los niños más desfavorecidos que podrían no recibir regalos estas navidades.

Con todo, y pese a que es cierto que estas navidades serán menos abundantes que las de hace tres o cuatro años, las jugueteras y las jugueterías, pese a reducir su facturación, salvarán las navidades por encima de otros sectores, como la restauración, y convertirán todos los hogares españoles en una celebración, llenando de ilusión y diversión el día a día de los más pequeños durante las próximas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us