El futuro de los restaurantes ¿sin humanos a la vista?

Resultado de imagen de eatsa

Aunque pueda parecer sacado de una película de ciencia ficción, la realidad es que ya existen restaurantes en el mundo que sirven su comida diariamente sin necesidad de que un ser humano interactúe con los clientes. Son restaurantes totalmente automatizados en los que la tecnología juega un papel fundamental. Amazon o McDonalds han sido pioneros en este campo pero la primera cadena de restauración sin personal humano se llama Eatsa y está ubicada en Estados Unidos, en San Francisco. 

Entramos en el futuro de la restauración

Lo primero que salta a la vista en el restaurante es que no hay ninguna persona dentro. Vemos una pared repleta de algo parecido a un horno o un microondas. Todo muy futurista. Unos terminales con unas tablets te piden tu tarjeta de crédito. A partir de ahí, puedes configurar tu plato y tu menú mediante una aplicación en la que puedes elegir hasta el último ingrediente de tu comida.

Una vez ya tenemos claro lo que queremos comer, lo siguiente es esperar frente al “horno” asignado para nosotros. Para que no nos aburramos, el restaurante nos va pasando una especie de vídeo de entretenimiento hasta que nos indica que nuestro plato ya está cocinado y podemos abrir el compartimento. Ni vemos cómo se cocina, ni tampoco nadie aparece por el restaurante para darnos más instrucciones.

 

El espacio social del restaurante

Para que no nos sintamos extraños en este nuevo modelo de restaurante, el espacio del comedor se parece mucho a lo que viene siendo un restaurante tradicional. Encontramos un espacio donde compartir mesa con nuestros amigos o familiares, podemos hablar con otros clientes que también están esperando para que acabe de cocinarse su plato. Aún teniendo un formato ultra innovador, el restaurante sigue teniendo estos guiños a la hostelería más clásica. Eso sí, una aplicación para móvil y tablet nos puede incluso ayudar a ahorrar todavía más tiempo si queremos haciendo un pedido en remoto para comerlo en el restaurante cuando lleguemos.

Entre bastidores

El truco o el secreto de estos restaurantes automatizados, se encuentra en la trastienda. Tecnología y empleados comparten responsabilidades para que todo salga a tiempo y con la calidad que exige el cliente. Para algunos este tipo de restaurantes no tiene mucho futuro porque deja a un lado la faceta más cálida y acogedora de la hostelería. Sin embargo, sigue expandiéndose en Estados Unidos atrayendo un tipo de cliente que quizá busca rapidez y calidad. No le importa ceder esa parte de interacción humana sin con ello es capaz de ahorrar tiempo para dedicar a su trabajo o su ocio. Lo más probable es que este tipo de establecimientos se hagan un hueco en la sociedad sin por ello desplazar al restaurante más tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us