Decálogo del estanquero

Según la Biblia Dios entrego a Moisés un conjunto de diez de normas que el pueblo israelita debía respetar. Más tarde, los griegos, en su traducción del Libro Sagrado de cristianos y judíos, llamaron Decálogo – deka: diez y logos: palabra, ley o razón – a aquel conjunto de diez leyes de Dios.

Desde los helenos se popularizó el nombre y en la actualidad también llamamos decálogo al conjunto de normas o de consejos, bien sean diez u otra cantidad, que son imprescindibles para desarrollar una actividad. Por ello hoy queremos haceros llegar el decálogo del estanquero, que nos ha facilitado la Unión Provincial de Estanqueros de Barcelona, para que os sirva de guía y recordatorio en las labores diarias del estanco.

 

 

El decálogo del estanquero:

1.- Gestión personalizada.

El expendedor debe gestionar personalmente la expendeduría aunque pueda valerse de empleados para su ayuda si lo estimase oportuno.

2.- Veracidad de los datos.

Los expendedores son responsables de la veracidad de los datos a la hora de cumplimentar las solicitudes de autorización, así como estar dentro de los tres más próximos al punto de venta con recargo.

3.- Propiedad de las máquinas.

Los expendedores pueden ser propietarios de las máquinas expendedoras y ceder su uso al punto de venta con recargo si lo desean, pero nunca obtener lucro de ningún tipo de ellas.

4.- El transporte del tabaco.

Tanto los expendedores como los Puntos de venta con recargo pueden valerse de personas para el transporte de tabaco del estanco al punto de venta, éstas pueden ser familiares o empleados y deben llevar la autorización en el momento del transporte (en este caso no es necesario notificarlo al Comisionado), o bien, y como caso excepcional, pueden valerse de otras personas, denominadas Mandatarios, y hay que comunicarlo al Comisionado. Han de ser personas físicas y no se puede tener más de uno por punto de venta con recargo.

5.- Factura simplificada.

Todas las ventas deben ser respaldadas por el correspondiente ticket de caja (se imprima o no) ahora denominado “factura simplificada”. La venta de tabaco a los puntos de venta con recargo debe ser acompañada de la factura perceptiva (independientemente de la cuantía y sin límite) y las ventas a particulares en cuantía igual o superior a 800 cigarrillos han de ir igualmente acompañadas de la factura, emitida a nombre de la persona física que lo adquiere, presente en el establecimiento.

6.- Facturas a autorizados.

Las facturas que realizamos a nuestros autorizados (puntos de venta con recargo) amparan el transporte y la tenencia durante quince días. Los expendedores deben guardar las copias de las facturas expedidas al menos durante 3 años.

7.- Permiso y obligaciones de los Puntos de venta con recargo

Los puntos de venta con recargo deben tener actualizado y visible el permiso en vigor para la venta de tabaco expedida por el Comisionado asignado a una de las tres expendedurías más próximas así como guardar las facturas de compra al menos durante un año. Deben tener bien visibles los carteles “Prohibido fumar” y “Prohibida la venta a menores” y disponer de la llave de apertura de la máquina automática y colaborar con los cuerpos de seguridad del Estado cuando éstas lo requieran.

8.- Obligaciones del expendedor.

El expendedor debe poner en conocimiento del Comisionado la falta de abastecimiento de su punto de venta con recargo cuando supere 30 días de la última compra, así como cualquier tipo de irregularidad: contrabando, falsificación o comercio ilícito, etc.

9.- Obras y cierres.

Debe solicitarse permiso al Comisionado para obras y cierres de más de cinco días.

10.- Venta de productos.

Las expendedurías generales sólo pueden vender productos específicamente autorizados por el Comisionado. Las complementarias podrán vender también aquello que constituye su actividad principal.

 

La sujeción a los consejos anteriormente descritos protege al estanquero del incumplimiento de la normativa. Incumplimiento que, como sabéis, conlleva importantes sanciones económicas.

Os animamos a seguir este decálogo facilitado por la Unión Provincial de Estanqueros de Barcelona y a completarlo, si creéis que falta algún consejo, comentando este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us