Cómo usar el marketing experiencial para impulsar tu restaurante

Ha quedado atrás la época en la que los clientes iban a un restaurante simplemente a comer. Hoy en día los clientes esperan siempre algo más de su paso por tu bar o restaurante, buscan vivir una experiencia. Dependiendo de la experiencia que les proporciones, volverán o no a tu local. El marketing experiencial es la mejor manera de brindar a tus comensales una vivencia que trasciende el simple acto de comer.

Te proponemos algunas ideas para conseguir ese efecto “wow” que tanto gusta a los clientes y que servirá no sólo para mejorar la imagen de tu restaurante sino también para fidelizar a tus clientes. Para conseguirlo, hay que trabajar esta faceta mucho antes de que el cliente entre por la puerta, empezando por el local hasta el menú que les vas a ofrecer, todo tiene su importancia.

Lo exclusivo atrae

Una buena comida y una atención impecable son los pilares básicos sobre los que muchos restaurantes y bares han crecido. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha añadido una nueva variable a la ecuación del éxito: la exclusividad. Al aumentar la competencia y en una sociedad cada vez más globalizada en la que las tendencias culinarias viajan más rápido, los clientes quieren sentirse especiales.

La experiencia de salir a comer tienda cada vez más a ser una experiencia única y emocionante. Por esa razón, muchos emprendedores buscan la temporalidad en la oferta gastronómica, eventos de duración determinada. Puede ser para brindar culto a un determinado alimento de temporada, por ejemplo, o a una determinada cultura gastronómica de un país lejano. El objetivo es acercar una vivencia ajena a nuestro cliente habitual que sea estimulante a través de degustaciones y temáticas especializadas durante un periodo de tiempo limitado.

Utiliza las muestras

Estamos acostumbrados a obtener mucha información a través de muchos canales. Como consumidores, cada compra que realizamos, la podemos analizar comparándola en precio con otros comercios y, en prestaciones, con otros productos y marcas. Esa capacidad y ventaja que tenemos como consumidores también hay que saberla aprovechar en el sector de la restauración. Las muestras de alimentos o de elaboraciones pueden ser nuestra manera de decirle al cliente que hemos creado un plato o una tapa exquisita.

Ofreciendo este tipo de experiencias no sólo estás diciéndole a tu cliente “ven a mi restaurante, podrás probar platos únicos”, también le estás vendiendo un determinado producto. Es decir, estás mejorando la imagen de tu restaurante a la vez que promocionas un producto y le ofreces esa información que reclama antes de comprar. Este es el tipo de marketing experiencial que en otros sectores se está desarrollando con fuerza y que también puedes aprovechar en tu negocio aunque sea pequeño.

Más allá de la comida

Los clientes dan cada vez más importancia a las experiencias que les aporten un efecto sorpresa, un recuerdo o un valor diferencial en cualquier compra. Esto también se aplica a la comida. No es lo que comen, sino lo que experimentan durante el tiempo que pasan en tu restaurante lo que les importa a tus clientes. Pero la pregunta es: ¿cómo hacemos de su cena o de su comida una experiencia memorable?

Puedes brindar este tipo de vivencias organizando cenas al aire libre, con jornadas de degustación y maridaje de vinos, realizando degustaciones de comida de temáticas diversas, impartiendo clases magistrales de cocina u organizando presentaciones especiales de chefs famosos. ¿Has pensado alguna vez abrir tu cocina durante un día para que tus clientes vean que se cuece en las tripas de tu restaurante? Quizá también puedes organizar un tour por una granja de productos locales o una bodega.

Experiencia sensorial

Estas experiencias también pueden ir dirigidas a sus sentidos: creación de olores y sabores puede ser un recurso fácil. También puedes jugar con el sentido de la vista creando un entorno y un ambiente especial o el tacto a través de las texturas, de los materiales de tu local.

Puedes también jugar con otros aspectos como proporcionar información sobre el tipo de cocinado que haces, generando esa expectativa de sabores, brindar productos de alta gama o utensilios de cocina como merchandising. Son algunas ideas con las que puedes elevar la satisfacción del cliente y su experiencia en tu local. Es obvio que las redes sociales también tienen su papel en estas experiencias. Cuanto mejor sea, mayor difusión y viralización habrá de tus productos y de tu negocio.

El marketing experiencias esta en auge y mucho culpa de ello es la tecnología que permite acercar este universo de sensaciones a todos los ámbitos de la vida, también a la gastronomía. Si no quieres quedarte atrás y disponer de todas las funcionalidades que tu negocio te reclama, te aconsejamos que confíes en el mejor software para restaurantes y bares, Hostcontrol. Las experiencias de tus clientes mejorarán pero también la tuya con un programa especialmente pensado para tener todo lo importante (ventas, comandas, terraza, mesas, etc.) bajo control.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us