Cómo prepararte para una inspección de sanidad en tu restaurante

Uno de los momentos más importantes en la vida de tu restaurante es la visita de un inspector de sanidad a tu establecimiento. Aunque no es una situación agradable, sí que es un control necesario para garantizar el correcto seguimiento de la normativa vigente. La inspección puede llegar por sorpresa y ello obliga a bares y restaurantes a mantener estas condiciones de salubridad e higiene permanentemente. Evitar una sanción no es el motivo principal para hacer las cosas bien, lo que debe preocuparnos es la salud de nuestros comensales. Estos son algunos consejos para que la inspección no te coja desprevenido.

Familiarízate con todas las regulaciones existentes tanto a nivel estatal como autonómico y local.

Capacita a tu personal en todos aspectos que les afecten por su puesto de trabajo en esta materia tanto si están relacionados con alérgenos, desinfección, temperaturas, control de plagas, control de agua, ventilación, etc. Estos sistemas de prevención son los primeros que los inspectores van a examinar.

– Guarda en un mismo lugar toda la documentación que acredite que tu personal ha sido entrenado y formado para seguir los procedimientos adecuados y asegúrate que tus empleados puedan acceder a ellos si así se lo requieren.

– Es importante que cada trabajador esté capacitado en la manipulación de alimentos y siga siempre los procedimientos establecidos para evitar que una mala práctica salga a la luz durante la inspección de sanidad.

– Siempre asegúrate de que no haya alimentos caducados en los almacenes, refrigeradores, etc. y que estén correctamente etiquetados y organizados de acuerdo con sus fechas de caducidad y preparación.

– Usa siempre calzado y ropa adecuados para realizar el trabajo en el establecimiento de forma higiénica y segura para evitar accidentes laborales.

 

– Mantén siempre el equipo de tu cocina y los utensilios limpios, en buen estado de funcionamiento, especialmente los que se necesitan para la manipulación de los alimentos.

Contrata a una compañía de control de plagas autorizada para realizar periódicamente los controles de prevención necesarios y, por supuesto, siempre ten a mano la documentación que te entreguen después de cada examen.

– Los inspectores también comprueban cuánta basura se acumula y durante cuánto tiempo, por lo que es importante contar con un protocolo de gestión de desechos y sacar la basura varias veces al día para que el establecimiento esté limpio todo el tiempo.

– También debes tener un control de limpieza especial para el baño. La sabiduría popular afirma que un bar o restaurante que no es capaz de mantener el baño limpio, difícilmente tendrá su cocina limpia. Para ello, es importante establecer un protocolo de limpieza programado y reponer regularmente el jabón, el papel higiénico y las toallas de papel.

– Otro aspecto que requiere especial atención es la tabla para cortar, ya que es una de las utensilios que más gérmenes acumula. Además, es un elemento que, si no prestamos atención, es también muy propenso a la contaminación cruzada. Por lo tanto, asegúrate que siempre está limpia y reemplázala periódicamente para evitar que se degrade demasiado.

– Limpia a diario elementos como: los paños de cocina, el cubo de la basura, el suelo, las mesas de trabajo y todas las áreas de trabajo más visibles.

– Es obvio que debes limpiar y desinfectar otros utensilios como cubiertos, ollas, sartenes y parrillas a diario. Se pueden lavar con agua caliente y productos especiales para desinfectarlos.

Establece programas de limpieza semanales para mantener limpias las puertas, ventanas, picaportes, cerraduras, vidrios, cajones, estantes, etc. Estos aspectos también son tenidos en cuenta en una inspección de sanidad.

Asegúrate que los equipos de ventilación y extractores funcionan de manera correcta. Si hace falta, realiza un mantenimiento periódico para que no se estropeen en mitad de servicio.

– Una vez ha empezado la inspección, presta mucha atención a lo que se te pide, actúa con calma y procura tener disponible la documentación que se te requiera.

– Si tienes dudas con algún nuevo producto sobre qué tipo de conservación debe tener o cualquier otra consulta sobre temas relacionados con la sanidad de tu local, traslada cualquier pregunta que tengas a empresas especializadas o a la propia administración pública para que luego no tengas una sorpresa desagradable.

 

La salud es lo primero, sin embargo, te interesará saber también que hay otros aspectos igualmente importantes para que tu negocio funcione a la perfección. La gestión de las comandas o de tus compras a proveedores, por ejemplo. Para ello confía en el mejor software para restaurantes y bares, Hostcontrol. Además, recuerda que tendrás el control de los pedidos de tus mesas, también las de tu terraza, entre otras funcionalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us