7 atajos para aumentar la productividad de tu bar o restaurante

Gestión_y_control_de_restaurante.jpg

Trabajar duro aumenta la productividad, es verdad. Sin embargo, trabajar de forma inteligente, todavía más. Esta es la premisa sobre la que desgranamos algunos consejos para mejorar el rendimiento de tu bar o restaurante. 7 ideas que quizá no te has planteado nunca y que, por nuestra experiencia en el sector, sabemos que son muy útiles. Como también sabemos, que evitar el estrés en la cocina, delegar las tareas difíciles, mantener a tu personal ocupado y motivado, no es una tarea sencilla. Llevar un restaurante no siempre es algo fácil ni con glamour. 

Un gerente de un restaurante o un bar es en ocasiones un administrador, otras veces un contable o un mediador o un bombero o un maitre. Son superhéroes. Pero incluso ellos tienen su talón de aquiles. Y el de un gerente de restaurante es acabar con el síndrome burnout (quemado en castellano). El agotamiento físico, mental y emocional aparece y es difícil sacarlo de encima. Dar la vuelta a esta situación no significa solo hacer lo mismo en menos tiempo dedicándote a ser un empleado multitarea. Investigadores del MIT descubrieron que la multitarea reduce en un 40% la productividad. Aconsejan dedicar y orientar nuestros esfuerzos en perfeccionar y optimizar los procesos para que funcionen para nosotros, no a la inversa.

¿Qué podemos hacer para aumentar nuestro rendimiento?

1.- Ataca a los ladrones de tiempo.
Imagínate que detectas que cada día sobre las 11 de la mañana tienes más llamadas o si tu cocinero tiende a requerir tu presencia entre las tres y las cuatro de la tarde. Si es así, puedes aplicar una serie de medidas para organizarte mejor. A esas horas no te programarás ninguna tarea importante o simplemente dirás a tus empleados que no te molesten en un horario determinado.

2.- Aprovecha los recordatorios de ubicación.
Nuestros teléfonos móviles pueden ayudarnos a mejorar nuestra productividad a través de los recordatorios por fecha/hora o ubicación. Si tenemos que llamar a un proveedor pero no queremos hacerlo en nuestro restaurante, podemos configurar un aviso para que cuando nuestra ubicación esté fuera del establecimiento nos recuerde que hablemos con ese proveedor. 

3.- Huye de las interrupciones en las tareas.
Si estás en el proceso de final de mes en el que sacas un informe de la facturación de tu bar o restaurante, no dejes tus cálculos a medias porque tienes que atender a un camión de reparto.Organízate para que aquellas tareas importantes, y las que no lo son tanto, puedan abrirse y cerrarse sin interrupciones. Volver a una tarea interrumpida genera estrés, errores y pérdida de tiempo.

4.- Utiliza las plantillas y herramientas de automatización.
Si eres un usuario de Gmail, puedes crear plantillas que respondan automáticamente a los correos electrónicos en tu nombre en función del asunto, mensaje o remitente. Esto te liberará de horas de trabajos administrativos engorrosos. Además, nuestro programa para la gestión de restaurantes Hostcontrol te permite organizar de forma automática y de forma sencilla los turnos de tus empleados con lo que no tendrás que dedicar tiempo a ello.

5.- Créate un entorno adecuado para trabajar.
No somos conscientes de la importancia de tener un espacio ordenado, limpio y con luz natural para ser productivos. Quizá haya llegado el momento de sustituir los fluorescentes por bombillas de luz cálida. No hace falta seguir el feng shui para diseñar la distribución de tu local pero muchas veces simplemente poniendo orden físico al despacho, podemos evitar el desorden mental.

6.- Delega.
Parece algo obvio pero no lo es en absoluto. Muchos emprendedores jóvenes en el sector de la restauración desconfían de sus empleados o de los especialistas en determinadas materias. Prefieren tomar ellos las decisiones aunque se equivoquen. Tiene un doble peligro este problema. Por un lado, es más fácil padecer el síndrome del burnout que comentábamos anteriormente por intentar llegar a todo. Pero además, genera errores porque esta incapacidad de llegar a todo provoca que los auténticos responsables y especialistas no puedan tomar esas decisiones.

7.- Cuídate física y mentalmente.
También parece algo obvio pero difícilmente vamos a poder ser productivos y hacer que nuestro restaurante rinda si no cuidamos nuestra dieta, hacemos deporte y respetamos las horas de descanso. Debemos preparar nuestro cuerpo y nuestra mente para rendir al máximo y eso va más allá de las horas que pasamos en nuestro negocio.

Estas ideas seguro que pueden mejorar la gestión de tu restaurante. Tan seguros estamos como que Hostcontrol, nuestro programa de gestión y control de restaurantes y bares te ayudará a aumentar tu productividad sigas o no estos consejos que te hemos trasladado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us