Liquidación del stock sobrante: 7 ideas inteligentes para deshacerse del exceso de existencias

Inventario_tienda.jpg

Tener un exceso de stock es un problema habitual en los comercios minoristas. Además de ocupar espacio en cuartos traseros o estantes, los excedentes acumulan capital y son un inconveniente para poder reinvertir en comprar otros productos que realmente necesitas. Por esa razón, el inventario se debe controlar desde el primer día y de forma regular. Una buena forma es a través del software especializado en la gestión y el control de tu tienda. Al mismo tiempo, tener un stock inmaculado siempre es díficil sobre todo cuando intervienen variables que uno no puede controlar como un cambio repentino en las tendencias de compra o un error en un pronóstico de demanda.

En cualquier caso, aquí te proponemos varios pasos para liquidar ese exceso de artículos en tu inventario.

7 ideas para liquidar el Stock del comercio minorista

1. Comercializar mejor el producto.
Cuando un artículo no se está vendiendo, el problema puede no ser necesariamente el producto en sí. En algunos casos, el problema puede residir en cómo está comercializando o posicionando a nivel de marketing. Una cosa que puedes intentar es reposicionarlos en tu tienda. Colócalos en un área diferente en la tienda o cambia la decoración del estante. Mueve las cosas, crea una nueva señalización de colores brillantes y reemplaza las etiquetas de precio desgastadas, por ejemplo. Haz que se vea nuevo para el cliente.

2. Utilizar los descuentos.
Si la venta no funciona y no tiene visos de funcionar a corto o medio plazo, quizá la mejor opción sea aplicar algún descuento siempre que éste no repercuta muy negativamente en la rentabilidad. Lo aconsejable es empezar con un descuento pequeño que pueda rondar el 30% del valor inicial y si esto no funciona continuar con descuentos mayores. También puedes poner en marcha esta táctica a toda velocidad creando un evento de venta. ¿Por qué no realizar una venta flash para aumentar la sensación de urgencia en tus clientes? O bien, si tienes una tonelada de mercancía de la que debes deshacerte, considera organizar un evento en toda la tienda e intenta atraer al máximo número de clientes.

3. Vender artículos en pack.
Si tiene sentido en tu negocio, puedes considerar utilizar este excedente de stock agrupando artículos complementarios y rebajar ligeramente su precio. Esto te permitirá liberar este inventario extra sin que tenga un impacto muy negativo en los beneficios. Es una estrategia inteligente teniendo en cuenta que tu ticket medio subirá y además deshacerte de artículos sin rotación.

4. Ofrecerlos como regalos o incentivos.
Esta es una táctica a utilizar si tus productos no tienen un coste unitario demasiado alto. Los puedes utilizar para que tus clientes se inscriban en tu lista de distribución de correo o aumenten el valor de su compra. Es decir, una promoción como “gasta más de 30 euros y te llevas de regalo una cesta para la playa”.

5. Devolverlos al proveedor.
Siempre que sea posible, es recomendable devolver la mercancía al proveedor a cambio de su valor o de mercancía nueva. Asegúrate de guardar bien el embalaje original de los productos y que estén intactos para que el proveedor no ponga pegas. En muchas ocasiones, los proveedores pueden tener necesidad de stock de determinados productos y les puede ir bien una devolución para satisfacer otro pedido.

6. Vender online o en webs de liquidaciones.
Si un producto no tiene salida en tu establecimiento es quizá un problema de demanda en tu zona de venta. Un buen planteamiento sería vender este mismo producto a través de una web de ecommerce como Amazon o eBay. Hay incluso otras páginas web especializadas en outlets que pueden ayudarte a liquidar este excendente. 

7. Donarlos a obras de caridad.
Quizá no te lo hayas planteado pero si realmente necesitas hacer espacio en tu almacén y no puedes quitarte de encima una serie de productos sin demanda, una opción es donarlos a la caridad. De este modo, te posicionarás en el mercado como un negocio con Responsabilidad Social Corporativa y podrás deducir impuestos. Probablemente, es una alternativa que no generará ningún beneficio. Eso sí contribuirá a ayudar a ONGs, escuelas, hospitales… y, en definitiva, a identificar más a tu establecimiento con el barrio donde esté situado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us