La peluca más inteligente del mercado

El gigante tecnológico nipón Sony diseña la peluca de cabello natural inteligente, que conecta el cerebro a una serie de circuitos que permiten obtener información del portador. Smartwig o peluca inteligente es el último invento de Sony. La compañía nipona ya dispone de derechos de patente en los Estados Unidos y Japón.

 

 

La peluca puede hacerse de pelo humano o a partir de cualquier pelo animal, como el pelo de caballo, pelo de búfalo o incluso cualquier otro tipo de material sintético o industrial; y a simple vista no es diferenciable de las pelucas convencionales que ya se comercializan.

A simple vista parece una peluca convencional aunque es mucho más sofisticada, ya que posee diferentes componentes electrónicos -ocultos bajo la peluca- que están conectados a través de un pequeño ordenador. Éste ordenador permite a quien “vista” ésta peluca, obtener diferentes datos e información como la localización a través de un GPS, la temperatura corporal y la tensión arterial, entre otras tantas posibilidades. Aunque no se ha concretado cómo, también podrá realizar funciones de GPS convencional, indicándole un destino para que trace una ruta y guíe al portador a través de vibraciones.

Sony expone que se podrán desarrollar diferentes aplicaciones para el control de la salud ya que a partir de la obtención de información vital de una persona -como la tensión y temperatura corporal-, se podrá estudiar a tiempo real la evolución de la persona ante ciertos factores de riesgo. Sony continúa sobre éste punto destacando que más allá del presente diseño, los desarrolladores barajan más preguntas e inquietudes sobre la posibilidad de incorporar nanoelementos que permitan enviar señales al organismo con el fin de evitar cualquier tipo de descompensación en el organismo.

Los desarrolladores comentaron en rueda de prensa que “el cráneo es una parte del cuerpo extremadamente sensible ya que es ahí donde sentimos y localizamos los diferentes impulsos y vibraciones”, motivo por el que están trabajando en otro prototipo de peluca que incluye un captador de señales que permite convertir ciertos impulsos en órdenes.

Si bien la peluca se encuentra de momento en fase temprana y experimental, un portavoz de Sony ha comentado que “existen una gran cantidad de objetos que pueden incorporar componentes informáticos como la gafas, ropa, zapatos, entre otros, pero la mayoría no han tenido éxito comercial”; sin embargo, defiende la peluca inteligente o smartwig porque posee una ventaja superior que la destaca de cualquier otro invento: “une lo natural con lo práctico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us