6 consejos para que tu panadería sobreviva a la Semana Santa

Consejos_panaderia_semana_santa.jpg

En estos días de Semana Santa, las panaderías y pastelerías viven su particular “temporada alta” con un aumento en la demanda de sus productos. Sin embargo, para que una panadería o pastelería se convierta en un negocio de éxito, se requiere algo más que entrar a las 6 de la mañana y tener un horno que produzca dulces y pan delicioso. En este artículo te proponemos algunas ideas para que puedas incorporar a tu negocio y mejorar tus ventas.

1. Diversifica.

Tener varias fuentes de ingresos de productos diferenciados te ayudará en los momentos en los que un sector se estanca o simplemente ha acabado su ciclo estancional. Servicios de cátering, venta a domicilio de postres, turrones en invierno o helados en verano, son algunos ejemplos de productos complementarios que pueden llenar la caja en determinadas épocas del año. Es necesario, en cualquier caso, organizar bien los flujos de trabajo para poder dar servicio a todos los segmentos de mercado a los que queremos llegar. No hay que olvidar que ser previsor nos evitará futuras preocupaciones con los costes derivados y los empleados.


2. Haz networking.

Pedir referencias o presentaciones es una de las formas más rápidas de construir un negocio de panadería y tener más éxito. Formar alianzas con otras pequeñas empresas y aprovechar esas redes para extender la influencia aún más. Puedes complementar estas acciones de networking con la organización de eventos de formación, asesoramiento a nuevos panaderos, publicar recetas, etc.

3. Dale tu toque.

La diferenciación es otro aspecto clave en un entorno cada vez más competitivo. Ofrecer productos o servicios que no ofrezcan los demás te servirá para conseguir nuevos clientes y para que los habituales vean tu negocio con otros ojos. Considera, por ejemplo, ofrecer opciones sin gluten o convertirte en la única panadería libre de nueces en la ciudad. 

4. Consigue buenos comentarios.

Tus clientes son tus mejores prescriptores. Escucha atentamente cualquier queja y se receptivo. Es mucho más fácil retener a un cliente que atraer a uno nuevo. Publica encuestas en Internet, pregunta qué artículos prefieren, acepta sugerencias y conoce realmente lo que quieren tus clientes para, después, ofrecerlo.

5. Contrata ayuda cuando la necesites.

El agotamiento es un problema grave para los panaderos. Levantarte muy temprano, cargar con días largos y duros en una pequeña empresa pueden agotar hasta al panadero más esforzado. Si quieres tener éxito, actúa con inteligencia. No puedes estar en todas partes ni para todo el mundo. Tienes que saber delegar y organizar el trabajo. Evaluar las horas de más afluencia y colocar a las personas adecuadas, aligerará tu vida y te permitirá pensar con más claridad en tu negocio.

6. Planifica tus finanzas.

Tanto a nivel de ahorros como de cobertura. Tener una buena cláusula de responsabilidad civil en el seguro de tu local te permitirá vivir más tranquilo y con la garantía que un pleito o una multa no borren del mapa el sueño de tu panadería o pastelería. Lo primero es proteger tu negocio. Además, gestionar mejor tus balances te ayudará a destinar una parte de los ahorros para el futuro ya sea para tu jubilación o para reinvertirlos en el negocio como, por ejemplo, la renovación de tu equipo informático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us