10 de cada 100 cajetillas de tabaco entran por canales ilegales

Programa_Estancos-1.jpg

Es la conclusión a la que ha llegado la empresa especializada en estudios de mercado IPSOS y supone un repunte del comercio ilegal de tabaco en la primera mitad de 2017 en España. 

Más allá de las graves consecuencias que ello significa para el mercado tabacalero en nuestro país, las cifras en Europa tampoco son positivas. Aunque el porcentaje es ligeramente inferior, alrededor del 9% del consumo en Unión Europea según otro estudio de la consultora KPMG, Bruselas quiere atajar lo antes posible el problema. El problema del contrabando de tabaco continúa latente en nuestro país como refleja este estudio. Además, tiene consecuencias muy negativas en diversos ámbitos. En primer lugar, el sanitario ya que estos productos comercializados de forma ilegal no han pasado los controles de calidad a los que están obligados por ley. No cabe duda que otro de los factores a tener en cuenta es la reducción de la recaudación fiscal. Una fuga de impuestos que se hace muy evidente teniendo en cuenta la alta presión impositiva que tienen cigarrillos, cigarros, puros y pipas. Estos productos son los que soportan más impuestos especiales en España. 

 

Aumento de la trazabilidad del tabaco

En Europa la situación sigue siendo preocupante, la Comisión diseñó una estrategia en 2013 para erradicar el contrabando transfronterizo que no ha obtenido los resultados esperados. La intención de esta estrategia era “hacer más segura la cadena de suministro legal, reforzar el cumplimiento de las normas y contrarrestar los incentivos que sustentan el comercio ilícito”. Sin embargo, cuatro años después, la regulación no ha servido de freno para alcanzar un 9% de tabaco ilegal, una cifra que la industria estima que podría incluso rondar el 12%. La Comisión Europea y la industria tabacalera no encuentran solución a un problema que sirve de palanca económica para otras actividades ilegales como el terrorismo. El último intento de Europa anunciado el pasado día 15 consistirá en aumentar el seguimiento y el rastreo de tabaco. El objetivo es que estos productos sean vendidos con un identificador único aumentando su trazabilidad y obligándoles a pasar nuevas medidas de seguridad. Estas nuevas medidas deberán aplicarse durante la primera mitad de 2019 para los cigarrillos y el tabaco para liar. Mayo de 2024 es la fecha elegida para el resto de productos relacionados con el tabaco.

 Candado-1.jpg

11.000 millones en pérdidas

En cualquier caso, todos coinciden en que el problema del contrabando de tabaco es un problema global y pasa por la coordinación efectiva entre las administraciones, una política fiscal europea equilibrada en todos sus miembros, una participación colaborativa por parte de la industria y la utilización de nuevas herramientas y tecnologías que permitan un seguimiento preciso de los productos. De esta manera, una solución al contrabando de tabaco supondría que los países integrantes de la Unión Europea recaudasen unos 11.000 millones de euros más al año en aranceles y evitarían el grave problema de seguridad que amenaza a sus ciudadanos por un comercio ilegal sin garantías sanitarias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us