Por qué el manejo de efectivo es tan importante para el comercio minorista

Cashkeeper_Cajon_inteligente.jpg

El manejo del efectivo en tiendas y comercio minorista es una cuestión primordial. Desde el empleado de caja hasta el propietario del negocio, conocen la importancia de que el flujo de efectivo y la administración del dinero se haga de la mejor manera posible. Sin embargo, este aspecto puede pasar desapercibido cuando funciona bien y puede ser una auténtica pesadilla cuando no se resuelve de forma satisfactoria.

A medida que aumenta la competencia, el comercio debe tener la opción de despreocuparse del manejo de efectivo para dedicarse a otros objetivos mucho más beneficiosos para su negocio como es la diferenciación o la experiencia de cliente. Si los empleados dedican menos tiempo a tareas rutinarias y mecánicas como la gestión del dinero, pueden enfocar sus esfuerzos en desarrollar una relación cordial con sus clientes y reforzar su fidelización.

Manejo de Efectivo en tiendas y comercio minorista: Problemas habituales 

La gestión y el manejo de efectivo en tiendas o en un estanco se refiere a todas las operaciones de dar o recibir dinero en la caja pero también la administración de este dinero durante el día y en el cierre del establecimiento. Estos procesos pueden salir mal. De hecho, hay muchas opciones de que salga mal si no se toman las medidas apropiadas. Es habitual encontrarnos en situaciones como las que describimos a continuación:

 

1. Falta de rapidez.

Uno de los aspectos que toda gestión de efectivo en comercio minorista y tiendas debe cumplir es la rapidez. El cambio debe ser dispensado de forma rápida, sin producir colas en el establecimiento. Una mala experiencia por parte del cliente en este sentido puede provocar que no vuelva al punto de venta y vaya donde sí le ofrecen un servicio ágil.

2. La caja se descontrola.

Llega el final de la jornada y vemos que el dinero que tenemos en la caja con cuadra con las ventas que hemos tenido ese día. ¿Qué hacemos? Es complicado porque puede ser debido a un error humano, ya sea por haberlo contabilizado mal o porque el cliente nos ha defraudado, o puede haber habido un hurto por parte del empleado. Tenemos que asumir en muchos casos ese importe que no cuadra y registrarlo como una pérdida en nuestro resultado de esa jornada.

3. La inseguridad.

¿Sabemos quién tiene acceso a nuestro dinero? ¿Está seguro en nuestro establecimiento? En muchos casos, la respuesta es no. Y esta negativa supone otra fuente de pérdidas económicas para nuestro negocio. No tener el dinero protegido es un reclamo para futuros problemas como robos y hurtos. La vulnerabilidad del almacenamiento del efectivo es una preocupación constante.

Por estas razones, es lógico que la tecnología se haya esforzado en dotar al retail y al comercio minorista de soluciones capaces de resolver estos problemas. En LK Bitronic, las soluciones para el manejo de efectivo en tiendas y comercio minorista se reflejan en el cajón inteligente Cashkeeper en dos modelos CK+ y Cashkeeper 950. En ambos, la agilidad de las operaciones, el control de la caja y la seguridad están garantizados. La prueba es que cada vez es más habitual encontrarnos cajones inteligentes Cashkeeper en bares, restaurantes, tiendas, comercios de alimentación y también estancos, donde las operaciones con efectivo son muy frecuentes. Una tecnología contrastada, fiable y con la que la gestión del efectivo no sólo no representa un problema sino que forma parte del secreto del éxito del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu número de teléfono y nosotros te llamaremos

Un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

X
Contact Us